El Ayuntamiento se iluminará este jueves de rojo contra la Pena de Muerte

El Ayuntamiento se iluminará este jueves de rojo contra la Pena de Muerte

Donostia se adhiere así a la campaña internacional 'Ciudades por la Vida / Ciudades contra la pena de muerte'

La fachada del Ayuntamiento de San Sebastián se iluminará de rojo este jueves, 30 de noviembre, para reivindicar la abolición de la pena de muerte. Donostia renueva así su adhesión a la iniciativa internacional 'Ciudades por la Vida / Ciudades contra la pena de muerte' promovida por la Comunidad de Sant’Egidio.

Más de 2.000 ciudades en todo el mundo, como Berlín, Ámsterdam, Roma, Ginebra, París o Nairobi, iluminan edificios representativos para mostrar el rechazo de la ciudadanía a la pena de muerte. Más de 25 capitales del Estado se suman a esta propuesta.

En 2016 el Ayuntamiento aprobó una declaración institucional en la que se compromete a trabajar en todos los ámbitos de su compete para que se creen espacios de información y sensibilización adecuados sobre los motivos del rechazo a la pena de muerte.

La Jornada Mundial Ciudades por la vida es una iniciativa internacional que cuenta con el apoyo de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte, a la que pertenece Amnistía Internacional, junto con alrededor de 60 organizaciones, colegios de abogados y abogadas, sindicatos y autoridades locales y regionales de todo el mundo.

La pena de muerte, en cifras

Según se recoge en el Informe Global de condenas de muertes y ejecuciones de Amnistía Internacional, en 2016 se registró una disminución del 37% en el número de ejecuciones respecto a las llevadas a cabo el año anterior.

Se ejecutó al menos a 1.032 personas: 602 menos que en 2015, cuando la organización registró la cifra de ejecuciones más alta llevadas a cabo en un solo año desde 1989.

Pese a la considerable disminución, la cifra general de ejecuciones de 2016 siguió siendo más alta que la media registrada el decenio anterior.

Estas cifras no incluyen los miles de ejecuciones realizadas en China, donde los datos sobre el uso de la pena de muerte seguían estando clasificados como secreto de Estado. La mayoría de las ejecuciones tuvieron lugar en China, Irán, Arabia Saudí, Irak y Pakistán, por este orden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos