El Ayuntamiento estudia que los vehículos menos contaminantes puedan aparcar gratis en zona OTA

Un agente de la OTA sanciona a un coche en zona de estacionamiento regulado. / LUSA
Un agente de la OTA sanciona a un coche en zona de estacionamiento regulado. / LUSA

El gobierno municipal analiza los efectos económicos de esta bonificación y su incidencia en la movilidad y el transporte público

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento trabaja en la búsqueda de fórmulas para favorecer la renovación del parque móvil de la ciudad y el uso de tecnologías limpias y sostenibles en los desplazamientos urbanos e interurbanos. En las últimas semanas, tras una proposición normativa del PP en el Pleno de abril en este sentido, se ha estudiado la posibilidad de bonificar a los vehículos menos contaminantes, es decir, aquellos que no funcionan con motores de gasolina o diésel.

Según explicó ayer el concejal de Hacienda, Jaime Dominguez-Macaya, «la decisión definitiva no está tomada», pero en el seno del gobierno municipal se baraja la idea de permitir a los coches eléctricos, híbridos y de gas aparcar gratis en zonas OTA, sin necesidad de pagar por el correspondiente tique.

El análisis en curso es de carácter transversal -atañe a diferentes departamentos del consistorio- y tiene en cuenta los efectos económicos derivados de esta decisión y su incidencia en el transporte público y la movilidad.

Los coches eléctricos e híbridos ya disfrutan de un descuento del 75% en el impuesto de circulación

El delegado jeltzale advirtió de que una reducción de ingresos no sería inocua en el balance contable del servicio de estacionamiento regulado por lo que se deben sopesar los pros y contras de su aplicación.

Otra alternativa, con mayor impacto aún en el capítulo de ingresos, pasaría por ahorros directos en la viñeta OTA para residentes. «Tenemos que estudiar si, desde el punto de vista fiscal, económico o presupuestario, es bueno o no que se bonifique este tipo de vehículos, porque al mismo tiempo se favorece el uso del vehículo privado frente al transporte público. Puede tener un efecto negativo y es importante encontrar un punto de equilibrio», argumentó Dominguez-Macaya.

La proposición normativa del PP no obtuvo el respaldo de la corporación municipal, sin embargo, por las palabras del responsable de Hacienda parece que el gobierno municipal ha recogido el guante y estudia distintas alternativas.

Modificación de tasas

La solución se conocerá a mediados de julio, cuando el ejecutivo que encabeza Eneko Goia apruebe su borrador de ordenanzas fiscales, la modificación de las tasas e impuestos para el curso 2019. La «dicotomía» entre las bondades y perjuicios de premiar a los vehículos menos contaminantes se resolverá en unas pocas semanas.

En la Comisión de Espacio Público, Obras y Servicios Urbanos celebrada ayer en el Salón de Plenos, el concejal popular Txema Murguiondo volvió a pedir al gobierno municipal que piense «seriamente» en ello porque «la sociedad avanza y no podemos cerrar los ojos» ante lo que será en los próximos años una mayor integración en el parque móvil de vehículos eléctricos, híbridos y de tecnologías similares.

A juicio del concejal del PP, el argumento de la pérdida de ingresos no se sostiene porque «hablamos del chocolate del loro». «No creemos que suponga una merma demasiado grande. Además, la OTA es un servicio que da buenos beneficios y seguro que se podría negociar y articular la bonificación de alguna forma», subrayó.

En el turno de réplica, Dominguez-Macaya recordó que el Ayuntamiento ya hace un «esfuerzo económico» porque en el impuesto de vehículos de tracción mecánica existen exenciones para este tipo de vehículos de hasta el 75% de ahorro, según se recoge en el artículo 10 de la ordenanza fiscal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos