El Ayuntamiento bendice el proyecto de hotel en el convento de Siervas de María

Fachada principal del antiguo convento de las Siervas de María en la calle San Martín, que se convertirá en hotel de cuatro estrellas./LUSA
Fachada principal del antiguo convento de las Siervas de María en la calle San Martín, que se convertirá en hotel de cuatro estrellas. / LUSA

La iglesia se transformará en recepción y el coro será una habitación con salón y vistas a la nave central a la que se llegará a través de una pasarela

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

El hotel Zenit de la calle San Martín ya tiene licencia de obra. La construcción de un alojamiento de 81 habitaciones en el antiguo convento de las Siervas de María cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento, que la próxima semana prevé aprobar el proyecto una vez sus promotores lo han adecuado a las exigencias del catálogo de patrimonio protegido.

Los trabajos en el edificio se paralizaron el pasado mes de junio, cuando concluyó la fase de demolición interior y los arquitectos constataron que no existía coincidencia de nivel entre el techo de la iglesia, que debe ser conservada, y la planta inmediatamente superior del futuro hotel.

Al no ser posible modificar los huecos de la fachada -también incluida en el Peppuc con un grado B-, Zenit se ha visto en la obligación de cambiar los planos, lo que ha retrasado el proceso. Ahora, con los papeles en orden, la cadena aragonesa podrá reiniciar la operación en el punto que la dejó.

Según se recoge en la memoria del proyecto, al que ha tenido acceso DV, el diseño del hotel, de cuatro estrellas, se articula alrededor de dos núcleos verticales de comunicación, el ascensor de servicio y un ascensor doble para clientes. El sótano se destinará a salones de reunión, comedor (con guardarropa y aseos) y servicios generales del establecimiento (cocina, despensa, vestuarios de personal, cuarto de basuras, lavado y plancha y almacén general).

El dato

81 habitaciones
tendrá el hotel de cuatro estrellas que la cadena zaragozana Zenit abrirá en el antiguo convento de las Siervas de María, el segundo en la ciudad tras el de Morlans.

La planta baja tendrá dos accesos a la calle -para huéspedes y para empleados- y un amplio espacio de 250 metros cuadrados para recepción, zona de estar, bar (comunicado con la terraza exterior) y oficina en la iglesia, que será restaurada. En su nave lateral acogerá dependencias y servicios varios (cuarto de maletas, un oficio para las habitaciones de esta planta, aseos comunes...).

Desde la nave central de la iglesia se accederá directamente a los ascensores y la escalera de clientes y al pasillo central de distribución para las nueve habitaciones de la planta baja, cuatro con vistas a San Martín y cinco a patio de manzana, estas con terraza-jardín de uso particular. El antiguo coro, sobre la entrada, se utilizará como amplio dormitorio de una habitación con salón y vista acristalada a la recepción. Para salvar la diferencia de alturas se instalará una pasarela de vidrio que atraviese la iglesia en transversal hasta esta suite.

Levante de dos plantas

Las seis plantas altas -las cuatro actuales más dos levantes- están destinadas a habitaciones a ambas orientaciones. Las últimas, que serán de nueva construcción, contemplan los retranqueos requeridos por la normativa municipal, lo que permitirá generar terrazas que se incorporan a las habitaciones. En la sexta planta, los alojados encontrarán una terraza comunitaria con solarium y jacuzzi. Los dormitorios del hotel, todos ellos con baño completo, se dividen en individuales, dobles y dobles con salón.

El convenio

Proyecto
de Luis Aladrén en 1886 para las Siervas de María.
Reformas
el edificio fue objeto de ampliaciones con los años.
Protección
la fachada de San Martín y la iglesia deben conservarse.

El hotel

Levantes
a las cinco plantas existentes se añadirán otras dos.
Iglesia
será la recepción y el coro se transformará en una suite.
Servicios
bar, parking con montacoches, solarium, jacuzzi...

Las obras

Demolición
concluyó en junio y ha habido que adecuar los planos.
Fase constructiva
el martes se aprueba la licencia de obra.
Plazos
los trabajos durarán dos años, hasta 2020.

El aparcamiento de vehículos estará situado en el sótano del edificio adyacente, en la calle San Bartolomé, y al no contar con rampa por la falta de espacio se accederá a él a través de un montacoches.

La licencia firmada por Urbanismo establece un plazo de ejecución de dos años, de manera que si no surgen contratiempos durante las obras el segundo hotel de Zenit en la capital guipuzcoana -tras el de Morlans- abrirá sus puertas en la primavera de 2020.

El convento de las Siervas de María fue un proyecto de 1886 firmado por Luis Aladrén cuyo desarrollo continúa en siguientes décadas, lo que ha dificultado su adecuación como alojamiento. En 1901, el mismo arquitecto diseñó la ampliación con un nuevo cuerpo. En 1921 se modificó el fondo de la iglesia con la apertura del muro hacia el patio para crear un altar que, en realidad, se construyó como el actual ábside. Ramón Cortazar es el autor de la casa contigua, el número 43 de San Martín, que se empezó a edificar en 1914 y casi medio siglo más tarde fue objeto de levante en dos planta más.

A los promotores del futuro hotel les ha llamado la atención «no solamente el esmero» con que la comunidad religiosa ha cuidado el convento en sus 130 años de vida, sino el «impecable estado» de entrega una vez desalojado el inmueble.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos