La aparición de una bacteria obliga a cerrar al menos una semana las piscinas donostiarras de Intxaurrondo y Bidebieta

Polideportivo de Intxaurrondo/J.Ignacio Unanue
Polideportivo de Intxaurrondo / J.Ignacio Unanue

Martin Ibabe ha indicado que «la prioridad es la seguridad de los usuarios, por lo que hemos optado por el cierre, con el fin de garantizar que no se produzca ningún problema de salud pública»

DV

La aparición de una bacteria ha llevado al Ayuntamiento de San Sebastián a cerrar durante al menos una semana las piscinas de Intxaurrondo y Bidebieta para proceder a su desinfección.

En un comunicado, el Patronato municipal de Deportes de la capital guipuzcoana Donostia Kirola ha indicado que, tras las labores de mantenimiento realizadas la pasada semana y las mediciones realizadas en los últimos días, se han detectado "parámetros anormales del agua" por presencia de la bacteria Pseudomonas aeruginosa. Como consecuencia, se van a tratar específicamente los cinco vasos de las dos instalaciones deportivas.

Según ha señalado, la pasada semana se trató el agua de las piscinas con cloro, "la persistencia de la bacteria hace necesaria una desinfección exhaustiva" de las instalaciones. El cierre no afectará al resto de instalaciones deportivas de Bidebieta e Intxaurrondo (pistas polideportivas).

El concejal de Deportes, Martin Ibabe, ha indicado que "la prioridad es la seguridad de los usuarios, por lo que hemos optado por el cierre, con el fin de garantizar que no se produzca ningún problema de salud pública".

Este proceso supone el cierre durante un mínimo de una semana de las dos piscinas, cierre que se aprovechará en el caso de los vasos interiores de Intxaurrondo para realizar las labores correspondientes a la parada técnica anual que estaba prevista desde el 18 de septiembre al 26 de septiembre.

Fotos

Vídeos