La antigua estación de Pío XII, vacía de autobuses para su transformación

La nueva acera provisional y las dársenas de Pío XII. / SARA SANTOS
La nueva acera provisional y las dársenas de Pío XII. / SARA SANTOS

Una acera provisional cierra ya el paso a los servicios discrecionales hacia las dársenas, que se convertirán en un parque para bicicletas

J. F. M. SAN SEBASTIÁN.

Algo se mueve en Pío XII. La antigua estación de autobuses aparece desde hace unos días vacía, libre de los vehículos de servicio discrecional que hacían uso de sus dársenas. La construcción de una acera provisional -en paralelo a la parada de taxis de la calle Arquitectos Cortázar- impide el acceso a la explanada a los autobuses, condición previa al inicio de la regeneración anunciada por el departamento de Movilidad que encabeza la jeltzale Pilar Arana.

La colocación de las placas de cemento responde en realidad a una necesidad de ocupación durante las obras del edificio de la Dirección Territorial de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco, en la esquina con la avenida Sancho el Sabio. Entretanto, el gobierno municipal avanza -no sin dificultades- en los trámites para transformar Pío XII en un parque para bicicletas. El proyecto contempla un circuito pintado en el pavimento con rampas, saltos y juegos de equilibrio. En el lado más próximo al río Urumea, junto a la rampa de salida del parking subterráneo, se colocará un aparcabicis cubierto y cerrado. Completa la actuación un nuevo centro de distribución de mercancías para txitas. El presupuesto asciende a cerca de 200.000 euros.

Fotos

Vídeos