La antigua clínica del Pilar dejará paso a dos bloques con 52 viviendas, la mitad de VPO

El edificio que albergaba la clínica Virgen del Pilar, en el paseo de Zarategi, será derribado./SARA SANTOS
El edificio que albergaba la clínica Virgen del Pilar, en el paseo de Zarategi, será derribado. / SARA SANTOS

El socialista Ramos anuncia la aprobación de un Plan Especial que contempla también una nueva plaza con zonas verdes en la parcela que ocupa el aparcamiento

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

La clínica privada Virgen del Pilar de Intxaurrondo, cerrada desde 2014 por problemas económicos, dejará paso en un futuro próximo a dos bloques con un total de 52 viviendas, de las que la mitad será de protección oficial. El concejal del PSE Enrique Ramos anunció ayer la aprobación inicial en la Junta de Gobierno Local del martes del Plan Especial de Ordenación Urbana (PEOU) que hará posible la operación. El delegado de Urbanismo explicó que la reordenación en trámite contempla el derribo del centro sanitario y la construcción de dos edificios residenciales con un número máximo de 26 pisos cada uno.

En la parcela más cercana a las cocheras de Dbus en Marrutxipi, de 990 metros cuadrados de superficie y una edificabilidad de 2.200 metros cuadrados sobre rasante, se ubicarán las viviendas libres con un tamaño medio de 85 metros cuadrados. El inmueble tendrá cinco plantas -baja más tres más ático- y dos semisótanos de hasta 1.349 metros cuadrados. Según recoge el expediente, en el caso de que se necesite más espacio para cumplir con el estándar de aparcamientos se podrá construir una planta de sótano adicional.

La otra parcela resultante, de 1.137 metros cuadrados de superficie y una edificabilidad sobre rasante de 2.200 metros, se destinará al segundo bloque de 26 viviendas, de las que 10 serán de VPO (880 metros cuadrados en total) y las 16 restantes (1.320 metros cuadrados), tasadas. Contará con los mismos volúmenes e idéntico número de plantas que el otro. Bajo rasante se observa la posibilidad de ocupar otros 2.100 metros cuadrados para servicios anejos a ambos edificios, como trasteros, garajes... En este caso, también se incluye la opción de hacer una planta de sótano adicional para cumplir con los estándares de aparcamientos.

El Plan Especial afecta a una tercera parcela, la que se usaba como parking de la clínica. Tiene una superficie de 900 metros cuadrados y no se le asignará edificabilidad: solo se autoriza la «edificación ornamental» y construcciones fijas y provisionales que faciliten la circulación peatonal (rampas, escaleras...). De esta manera, el estacionamiento se convertirá en un plaza para usos de ocio y descanso, además de servir de conexión diversa de movilidad peatonal y rodada con las parcelas residenciales adyacentes. Sí se permitirá la implantación bajo rasante de centros de infraestructuras de servicios.

Ni supermercado ni hotel

Ramos recordó destacó que el valor «fundamental» del nuevo planeamiento en curso es que aporta una solución beneficiosa para la ciudad y sus problemas de acceso a la vivienda. Tras el cierre de la clínica, los propietarios del inmueble plantearon instalar allí un supermercado de alguna gran cadena o incluso un hotel.

Sin embargo, ninguna de estas propuestas convencía al gobierno municipal, ya que la calle está en cuesta y cualquiera de estos equipamientos «iba a generar problemas de tráfico, carga y descarga, molestias a los vecinos», señaló el edil socialista, quien concluye que «no es sitio para un supermercado o un hotel».

Los datos

Localización
La clínica privada Virgen del Pilar, en activo hasta 2014, está en el paseo Zarategi de Intxaurrondo.
Parcelas
Dos se destinarán a usos residencial y la tercera quedará como plaza de ocio y descanso.
Edificios
Los dos nuevos bloques tendrán cinco plantas más dos sótanos con la opción de hacer un tercero.
Viviendas
De las 26 protegidas, 10 será en régimen de VPO de alquiler y las 16 restantes, tasadas. La superficie media será de 85 m2.

Finalmente, se ha acordado modificar la calificación del suelo a residencial con la condición, puesta por el Ayuntamiento, de que al menos un 50% de los pisos que se construyan sean protegidos.

La clínica privada de Nuestra Señora del Pilar fue inaugurada por el doctor Adolfo Gómez Sanz en 1947. Según cuenta el enfermero e investigador de la historia de la profesión Manuel Solórzano, su hijo, el doctor Pedro Gómez Ruiz, la amplió para albergar servicios de tocoginecología.

Aquí trabajo 'tío Juan', apelativo cariñoso con el que llamaban los niños a Juan Pedro Rodríguez. En 1948 se hicieron cargo de la clínica las monjas Terciarias Capuchinas, con la superiora madre Sofía de Munata al frente. En el equipo se mantuvieron las comadronas y enfermeras que ya desempeñaban esta labor en el centro sanitario.

En 2004, el Centro Sanitario Virgen del Pilar, regentado por el nieto del fundador, el doctor Jesús Gómez Montoya, amplió sus instalaciones y contaba con un elevado número de médicos y cirujanos de las mas diversas especialidades.

El Pilar tuvo que echar el cierre en diciembre de 2014, con 97 empleados y 75 médicos, tras ver reducidos sus ingresos un 45% en tres años y haber acumulado cuatro millones de euros en pérdidas. La principal razón de la quiebra fue la desaparición del flujo de pacientes procedente de la red pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos