Los 20 años de Intxaurra

Imagen de la tamborrada en 2003, año en el que estrenaron el traje napoleónico. /
Imagen de la tamborrada en 2003, año en el que estrenaron el traje napoleónico.

Esta tamborrada se convirtió en la primera de adultos creada en Intxaurrondo Sur

YOLANDA SÁNCHEZ SAN SEBASTIÁN.

La tamborrada mixta Intxaurra cumple este año dos décadas de trayectoria. En 1998 se constituyó esta agrupación, vinculada a la recién creada sociedad de caza y pesca del mismo nombre convirtiéndose en la primera tamborrada de adultos de Intxaurrondo Sur. A lo largo de este tiempo, ha duplicado casi su número de integrantes y se mantiene como una tamborrada muy familiar y con algo más del 50% de participación femenina. Tras 18 años realizando su salida la madrugada del día 20, decidieron hace dos ediciones cambiar al horario de tarde ante la falta de público.

Detrás del origen de la tamborrada Intxaurra se encuentran los nombre de cuatro vecinos y amigos de Intxaurrondo Sur: Jose Mari Martín, Roberto Otero, Eduardo Arandia y Juan Miguel Bermúdez. La AA VV Intxaurdi llevaba tiempo con la idea de crear una tamborrada de adultos, pero no será hasta la apertura de la sociedad de caza y pesca Intxaurra en 1998 cuando se materialice ese proyecto. En su debut, participaron cerca de 60 personas ataviadas con trajes de cocineros y pañuelo azul, una vestimenta que emplearían hasta el año 2002. «Comenzamos con mucha ilusión. El ambiente era fenomenal tanto por los participantes como por público que acudía a ver las tamborradas. En pocos años, logramos casi duplicar el número de integrantes. Actualmente, disponemos de plazas libres para tocar o acompañar como gastadores o abanderada. Las personas interesadas puede informarse acudiendo estos días, a las 20, a la sociedad Intxaurra», señala Juan Miguel Bermúdez, uno de los socios y responsables de la tamborrada Intxaurra. En 2003, se introdujeron varios cambios importantes. Los tambores estrenaron el atuendo napoleónico y se incorporó la figura de aguadora. El traje de los tamborreros se basó en el modelo de la guardia real de la batalla de Waterloo que incluye pantalón blanco y casaca azul con un parte roja en la zona delantera central. Por su parte, las aguadoras visten con casaca de paño azul, falda amarilla o granate y pañuelo blanco.

La representación de hombres y mujeres se encuentra bastante equilibrada en esta tamborrada. La participación femenina supera la mitad de sus integrantes. «Hemos llegado a alcanzar los 110 miembros, la mayoría vecinos del barrio. Es una tamborrada muy familiar y de edades muy diferentes. Tenemos un caso en el que participan 8 miembros de una misma familia», añade. Asimismo, comenta que cuentan con una mujer de 77 años que lleva tocando desde el inicio con ellos, así como con residentes de los centro sociales de Txara.

Para la organización, esta tamborrada es «un reflejo del vecindario». Destacan que, a pesar de la incorporación de gente joven, precisan un relevo generacional en la dirección de la agrupación que continúe con esta labor e introduzca nuevas propuestas.

Desde hace dos años, Intxaurra desfila el 20 de enero por la tarde con su recorrido habitual. Realiza la izada, a las 17, en la puerta de la sociedad Intxaurra ubicada en plaza Valencia. De allí, parte en dirección a la calle Baratzategi, paseo Galicia hasta el Paseo Sagastieder donde tocará en el escenario. Proseguirá su ruta hacia la plaza Gabriel Celaya, paseo de Mons y Zarategi para volver al punto de partida. «Estamos muy contentos con el cambio de horario. Cada vez acudía menos gente a ver las tamborradas por la noche y el apenas había ambiente por el barrio. Finalmente, los socios respaldaron el cambio a través de una votación. Ahora la animación es mayor y coincidimos con otras tamborradas», explica Bermúdez.

Intxaurra mantiene buenas relaciones con el resto de tamborradas y agrupaciones de Intxaurrondo. Ha colaborado en numerosos eventos para dinamizar la zona (fiestas, concentración de tamborradas...) y apoyó directamente a la desaparecida tamborrada infantil Intxaur Txiki.

Marcha de Intxaurrondo

«Es una pena que se disolviera esta tamborrada. Daba la oportunidad de vivir la fiesta en el barrio a los niños y jóvenes. No existen tamborradas para la franja de edad de los 13 a los 16 años cuando dejan de participar en la tamborrada infantil y pueden acceder a una de adultos, con lo que se va perdiendo cantera», subraya. La tamborrada Intxaurra guarda un pequeño tesoro en su sede. La AA VV Intxaurdi le donó en 2002 las partituras del Himno y Marcha de Intxaurrondo creada por el escritor Felipe Juaristi y el compositor Alfredo González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos