Analizan dos ubicaciones alternativas para el mercadillo de los domingos

El gobierno municipal no descarta rotar la actividad entre diferentes barrios ante las quejas por las molestias que genera en el paseo de Bizkaia

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El gobierno municipal trabaja en la búsqueda de localizaciones alternativas para el mercadillo de los domingos, que desde que arrancaron las obras de Anoeta ha sido trasladado al paseo de Bizkaia. Las quejas de los vecinos han llevado al Ayuntamiento a tener en cuenta otros emplazamientos, entre ellos los que ya fueron descartados cuando se decidió que la margen izquierda del río Urumea era el más idóneo para una actividad de este tipo.

En concreto, se analizaron el Paseo Nuevo, la calle Urdaneta, Sagüés, Illunbe, Igara o el Carmelo Balda, entre otros espacios. Ahora, la lista se ha reducido a dos nombres, que el ejecutivo local prefiere no adelantar. Según explicó ayer el concejal de Espacio Público, Alfonso Gurpegui, para determinar la ubicación más adecuada para el mercadillo hay que valorar aspectos como la accesibilidad, la seguridad, la movilidad y afecciones al tráfico, el impacto en el comercio de la zona...

En respuesta a una interpelación del PP, el delegado socialista señaló que el Ayuntamiento no descarta conferir al mercadillo un carácter rotatorio, en periodos aún por determinar, entre varios barrios. Gurpegui asumió el compromiso de analizar estas posibilidad y en esa labor se encuentran los técnicos del departamento de Espacio Público.

Entretanto, desde las oficinas de Ijentea ya se han implementado una serie de medidas para reducir las molestias que el mercadillo genera a los habitantes de paseo de Bizkaia, paseo del Árbol de Gernika y alrededores. Lo primero que se hizo, en coordinación con los propios vendedores ambulantes, fue retrasar el horario de inicio de la actividad.

También se consensuó con los comerciantes un modelo de toldo unificado, con los colores de la bandera de la ciudad y el nuevo logo del Ayuntamiento estampado. Asimismo, las labores de limpieza se han reforzado, si bien es obligación de los tenderos dejarlo todo recogido al despejar la vía pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos