Amianto en las huertas de Altza

Hace unos días se colocó un vallado de seguridad que parte la zona de huertas en dos, tras detectarse altos niveles de amianto./A.M.
Hace unos días se colocó un vallado de seguridad que parte la zona de huertas en dos, tras detectarse altos niveles de amianto. / A.M.

«No nos han prohibido plantar ni nos han dicho nada», dicen los usuarios de estos huertos ubicados en la parte más lejana del polideportivo Se amplía el vallado tras detectarse altos niveles en varias muestras

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

Se han detectado altos niveles de contaminación por amianto en las huertas próximas al polideportivo de Altza, pero a parte de colocar una valla en estos terrenos nadie ha informado ni advertido a los usuarios de estas parcelas que deben cesar en su actividad. Lo segundo lo constató ayer DV en conversación con dos labradores de estos solares. Lo primero se puso de relieve esta semana en la comisión municipal que supervisa el asunto en el Ayuntamiento.

Las administración municipal analiza desde hace meses todos los terrenos alrededor del polideportivo de Altza para confeccionar un mapa lo más preciso posible de la contaminación por amianto en las vaguadas próximas al solar que ocupó durante décadas la fábrica Boost Fibrocementos Toschi-Iberica, unos terrenos donde se levantó el polideportivo de Altza (hoy demolido) y donde se construirán las futuras instalaciones deportivas con piscinas exteriores.

Los diferentes estudios y catas efectuadas en los últimos meses han determinado que en la superficie concreta que ocupó en planta el edificio del polideportivo no se ha detectado presencia de amianto, aunque sí arsénico en una esquina de la parcela, motivo por el cual la autoridad ambiental remitirá en los próximos días al Ayuntamiento la certificación ambiental para poder excavar y construir el nuevo polideportivo. Tampoco se han detectado en los cinco análisis efectuados hasta la fecha contaminación ambiental por fibras de asbesto, aunque aún falta por realizar un sexto estudio para ratificar definitivamente la ausencia de este peligroso material en el aire de la zona.

Detectadas altas concentraciones en 7 de las 25 muestras en la zona del aparcamientoNi en el aire ni en la parcela del polideportivo hay contaminación

Lo que sí se ha detectado es la presencia de amianto en zonas del exterior del polideportivo que hasta ahora no se habían analizado. Según informó esta semana del concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, y el director de Obras y Proyectos en la comisión de seguimiento del amianto en Altza, se ha comprobado la presencia de amianto en dos de las 18 muestras efectuadas en el ítem 2 (antiguo almacén de la fábrica de fibrocemento), aunque con valores por debajo de los niveles de seguridad establecidos en la normativa. Fuentes de la comisión señalaron a DV, sin embargo, que en el ítem 3 (zona del aparcamiento ubicada tras el colegio de Oleta) se han obtenido 25 muestras en los últimos meses en las que 7 registros han dado niveles de amianto por encima de los niveles de seguridad establecido en la normativa. «Entre estos, los puntos que han dado los niveles más altos de amianto están en la zona de las huertas», señalaron las mismas fuentes.

Estos registros han obligado, en espera de que se compruebe esta contaminación con nuevos sondeos, a extender el vallado de seguridad establecido inicialmente, que ahora parte en dos zonas el terreno de las huertas. DV pudo comprobar ayer, no obstante, que los usuarios de estas parcelas -unas 25 personas de diferentes zonas de la ciudad, incluso de municipios cercanos- no han sido advertidos de cesaren su actividad. «Estas huertas estaban ya antes de que hubiera una fábrica de fibrocemento», señala escéptico un vecino de Beraun que cosecha todo tipo de hortalizas desde hace años. «Aquí no hay contaminación porque si la hubiera ya estaríamos todos muertos», dice con seguridad. Explica que en las cercanías del polideportivo y en su vaguada más próxima, hoy clausurada, sí es posible que exista contaminación, pero no en sus terrenos, alejados más de 150 metros del polideportivo. Indica que hace dos meses unos técnicos tomaron muestras en la zona. «Traían una especie de hazada y se llevaban la tierra en una bote como de aluminio». Hace unos días les han colocado un vallado que parte la zona de las huertas en dos, pero «no nos han dicho nada de que no entremos ni plantemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos