El ambulatorio de Aiete entrará en funcionamiento a comienzos de 2020

Solar del barrio de Aiete donde irá el futuro centro de salud. / MICHELENA
Solar del barrio de Aiete donde irá el futuro centro de salud. / MICHELENA

El Ayuntamiento aprueba la modificación del Plan Especial de la parcela que acogerá el centro para poder acometer los trabajos a partir de verano

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

Tras varios años de espera, el inicio de las obras del futuro ambulatorio de Aiete ya ve la luz. El Ayuntamiento aprobó ayer definitivamente el Plan Especial que permitirá arrancar los trabajos, si nada se vuelve a torcer, este verano. El plazo de ejecución de la obra está previsto en 18 meses por lo que para comienzos de 2020 los vecinos de este barrio podrán estar disfrutando de su nuevo centro de salud.

El camino para su puesta en marcha arrancó la legislatura pasada, cuando se definió la parcela donde irá el edificio, situada entre el paseo Pío Baroja y el paseo de Aiete. Tras superar largos y diferentes trámites administrativos, en abril del año pasado se cedieron formalmente los terrenos al Gobierno Vasco, quien adjudicó el contrato de la obra a la empresa Satie Arquitectos en septiembre.

Parecía que todo estaba en orden para empezar pero el departamento vasco de Salud introdujo algunos cambios en el proyecto con un aumento de la edificabilidad prevista, lo que obligó al Ayuntamiento a modificar el Plan Especial de Ordenación Urbana de la parcela que acogerá la infraestructura. Un nuevo revés para los vecinos que, después de unos meses de espera armados de paciencia, ya ven subsanado.

Osakidetza introdujo cambios en la edificabilidad que obligaron a retrasar el arranque de la operación

El alcalde, Eneko Goia, destacó ayer que «los cambios introducidos en el proyecto por Osakidetza mejorarán los servicios que se van a prestar en el ambulatorio». De esta forma, si en un principio se planteó un centro de salud con dos alturas sobre rasante, más un semisótano y un sótano, el proyecto final contempla un edificio de tres plantas superiores más otras tres bajo rasante. La entrada principal estará en el paseo de Aiete y habrá otra secundaria en el Paseo de Pío Baroja. En total, el Gobierno Vasco invertirá en la construcción del nuevo centro de salud de Aiete 4,5 millones de euros.

A partir del nivel de calle hacia arriba, se ubicarían la entrada, las consultas, las salas de pruebas, de extracción y los despachos. Los niveles inferiores al paseo de Aiete acogerán en una planta el área dedicada a la rehabilitación y más consultas; en la segunda, las unidades de psicomotricidad y psiquiatría; y, finalmente, la última planta será para un nuevo acceso por Pío Baroja para el personal y el aparcamiento para los funcionarios. En total, se trata de un edificio de 3.212 m2 de superficie.

Unidades de salud mental

Entre los servicios que se incluirán en el nuevo centro de salud habrá 7 consultas de medicina de familia, 2 consultas de pediatría, 8 consultas de enfermería, una sala de curas, una sala de extracciones, una sala de pruebas complementarias y un Área de Atención a la Mujer con consulta, sala de exploración y sala de actividades grupales. El ambulatorio contará también con dos unidades de salud mental. Una de Rehabilitación Psiquiátrica para dar respuesta a las necesidades de atención intensiva de la población mayor de 18 años de Gipuzkoa. Este servicio que hoy se presta en el ambulatorio del Antiguo, pasará a ofrecerse en Aiete con unas mejores instalaciones ya que contará con seis consultas y salas de tratamiento grupal y sus correspondientes áreas de apoyo. Y por otra parte, también se creará una unidad de Atención Precoz para niños con problemas psiquiátricos y algunas discapacidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos