«Hasta en la ambulancia íbamos dando botes por los baches, no me lo podía creer»

Josean Arbina se cayó de la moto por esquivar un agujero en la calzada al entrar en San Martín. Estuvo un día ingresado en el hospital y presenta fractura de cabeza del peroné, y de escafoides, además de golpes y abrasiones en brazos y piernas

Josean Arbina guarda reposo en su domicilio tras el accidente de la semana pasada/Unanue
Josean Arbina guarda reposo en su domicilio tras el accidente de la semana pasada / Unanue
AINGERU MUNGUÍA

Jose Antonio Arbina dio con su cuerpo en el asfalto hace una semana al intentar esquivar un bache mientras conducía su moto al comienzo de la calle San Martín. Nadie sabe lo que le hubiera ocurrido de mantener la dirección, pero la maniobra le condujo directamente al hospital, donde pasó una noche ingresado, y hoy se cura en casa de una fractura de la cabeza del peroné y otra del hueso escafoides. No sabe aún si reclamara por daños y perjuicios al Ayuntamiento, pero exige que se tomen en serio este asunto porque «es que iba en la ambulancia dando botes por los baches», declara a DV.

Josean Arbina, donostiarra de 55 años, residente en el barrio de Venta Berri, es el último en levantar la voz contra el mal estado de las calzadas, tras la denuncia de los conductores de Donostibus y la del grupo municipal del PP. «Fíjate que hace unas semanas estuve pensando en escribir al periódico por cómo está el asfaltado y va y me pasa esto». ‘Esto’ es un accidente que le ha dejado maltrecho para varias semanas. Se dirigía el pasado jueves a su puesto de trabajo como almacenero de una mercería cuando tuvo el percance. Salió del último semáforo del paseo de La Concha hacia la calle San Martín y se topó con un importante hundimiento en medio del carril izquierdo de circulación (unos metros más adelante hay otro agujero importante). Para evitarlo, lo esquivó por la derecha y frenó, la moto le «derrapó de delante y me fui al suelo».

Josean pasa por esa zona todos los días y, como la mayoría de los motoristas, tiene más o menos controlados los baches, los hundimientos, las grietas y las irregularidades de todo tipo que hay en las calzadas «pero esta vez...» Tras la caída intentó incorporarse, pero «me dolía todo y sangraba; así que me puse la mano en la herida y esperé a que me ayudaran». Dos chicas se acercaron al lugar y se ocuparon de todo. «Una, del Antiguo, y otra, que se bajó del coche para auxiliarme, llamaron al 112 y estuvieron todo el rato conmigo hasta que vino la ambulancia. Les estoy muy agradecido por ayudarme».

«Me han dado 100 días de baja, pero espero recuperarme antes»

Antes que los primeros auxilios llegó un motorista de la Guardia Municipal. Eran unos minutos antes de las 15 horas. El equipo sanitario le hizo un primer análisis y le evacuó al hospital Donostia. En esos momentos de shock, Josean aún recuerda algunas cosas, como que «la ambulancia iba dando botes por los baches; yo no me lo podía creer». Él se había caído por evitar un agujero en la calzada y el vehículo que lo trasladaba al hospital tras el accidente le ‘obsequiaba’ con más baches. Las pruebas a que fue sometido le diagnosticaron fractura cerrada de cabeza de peroné en la pierna izquierda, fractura cerrada de escafoides en muñeca derecha, y abrasiones, edemas y heridas en distintas partes del cuerpo. Tras una noche en observación, fue dado de alta hospitalaria, aunque en los últimos días ha vuelto para que le hicieran, entre otras pruebas, un TAC. Josean se siente muy agradecido también por la profesionalidad y las atenciones recibidas por el personal sanitario.

Bache en mitad del carril a la entrada de San Martín que el accidentado trató de evitar
Bache en mitad del carril a la entrada de San Martín que el accidentado trató de evitar / UNANUE

Unos días después del accidente relata a DV que el estado de las calzadas de muchas calles «está fatal» y cita, entre otros, la «avenida de la Libertad, los carriles bus en general, la curva de San Martín con el río (paseo de Los Fueros), el tramo entre Zumalacárregui y el túnel del Antiguo...». Lamenta que «lo único que hacen es poner parches y eso se suelta enseguida y forma además una gravilla peligrosa». En su opinión, el Ayuntamiento se tendría que poner en serio a «asfaltar tramos enteros porque este es un tema muy importante. Hay un parque de motos impresionante en San Sebastián, circulan jóvenes, padres con niños, trabajadores... Cuando me dijeron que me daban 100 días de baja no me lo podía creer. Me perjudican a mí, a mi empresa...»

«Estoy valorando reclamar por daños y perjuicios al Ayuntamiento»

El accidentado quiere trasladar a los responsables municipales que «los conductores no podemos estar mirando al suelo en vez de poner la atención en la circulación». Tras las reiteradas denuncias, incluso de los propios concejales, considera que no es de recibo que el Ayuntamiento no haga nada con este asunto «que es la seguridad vial». «Si fuera una persona o dos que se quejan, pero es que todo el mundo lo dice. Mira, tengo un amigo taxista que tiene un Mercedes casi nuevo y me dice que ya tiene los amortiguadores destrozados. Y es que los taxistas van por el mismo carril que los autobuses. Si te metes por ahí vas dando botes. Las calzadas están hechas un asco», concluye. Josean Arbina aún no ha decidido si pondrá una reclamación contra el Ayuntamiento. Va a tener mucho tiempo para pensar en ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos