El alto número de alegaciones retrasa la aprobación de la ordenanza de pisos turísticos de San Sebastián

Turistas en San Sebastián. /Michelena
Turistas en San Sebastián. / Michelena

Los servicios jurídicos municipales necesitan más tiempo para responder al «volumen de trabajo» que requiere la gestión de dichas alegaciones

EFE

La nueva ordenanza reguladora de las viviendas turísticas en San Sebastián será previsiblemente aprobada de forma definitiva en el pleno ordinario de finales de febrero, un mes después de lo previsto inicialmente, debido al gran número de alegaciones presentadas por entidades y ciudadanos.

El alcalde, Eneko Goia, ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Gobierno Local, en la que se ha decidido atender la petición de los servicios jurídicos municipales de disponer de más tiempo para responder al "volumen de trabajo" que requiere la gestión de dichas alegaciones.

Las entidades que más alegaciones han presentado son Aparture y Stop Desahucios

Goia ha recordado que, tras la aprobación inicial por parte del pleno de la corporación el 26 de octubre pasado, el ejecutivo de PNV y PSE-EE tenía previsto ratificar la nueva normativa en la sesión plenaria ordinaria del próximo 25 de enero.

Sin embargo, este trámite no podrá llevarse a cabo hasta el pleno de febrero, en principio previsto para el día 22, debido a que "el volumen" de objeciones recibidas ha sido "muy alto". "Ha habido muchísimas alegaciones por parte de muchos agentes y en sentidos diametralmente opuestos".

Entre las entidades "más activas" en la interposición de alegaciones, Goia ha citado a la Asociación de Viviendas de Uso Turístico de Euskadi, Aparture, y también a la plataforma ciudadana Stop Desahucios, que defienden "un punto de vista liberalizador", la primera, y "en sentido contrario, limitativo absoluto", la segunda.

Según ha precisado, los servicios jurídicos municipales deberán analizar todas ellas y emitir un informe sobre "cuáles pueden ser aceptadas", y en consecuencia se incorporan y modifican la ordenanza, y las que se rechazarían, que tendrán que contestar con la correspondiente argumentación.

La última palabra la tendrá no obstante la Junta de Gobierno Local, ha confirmado el alcalde, que ha comentado que durante este proceso de aprobación definitiva, los grupos políticos del Ayuntamiento tendrán nuevamente la oportunidad de presentar enmiendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos