Nace la nueva calle Estella-Lizarra

El alcalde, Eneko Goia, durante su visita a las obras de San Bartolomé / José Mari López

El vial transformará el centro de San Sebastián y se abrirá parcialmente la próxima semana

IGNACIO VILLAMERIELSan sebastián

Quienes transiten habitualmente por la calle Easo y reparen en las obras que se están llevando a cabo al inicio de la nueva calle Lizarra quizá consideren que se están extendiendo demasiado en el tiempo. Sin embargo, a partir de la semana que viene podrán comprobar de primera mano que lo que se está levantando en ese entorno es prácticamente un nuevo barrio «que transformará el centro de la ciudad», en palabras del alcalde Eneko Goia, quien este viernes ha cursado una visita a unas obras que «marchan a buen ritmo».

Goia ha explicado que la apertura del nuevo ámbito urbanístico se producirá «de forma escalonada» a lo largo de este año. Y el primer peldaño de dicha apertura tendrá lugar la próxima semana mismo, cuando la calle Lizarra se abrirá de manera parcial. Concretamente hasta un nuevo ascensor situado bajo el cerro de San Bartolomé, que permitirá a los padres que llevan a sus hijos a la guardería de SUMMA, entre otros, acceder desde la parte baja de la nueva calle y evitarse, así, el desnivel de la cuesta de Aldapeta, que además es más larga. No en vano, lo primero que llama la atención al acceder a la calle Lizarra es la escasa distancia que separa la nueva arteria con la unión con Aldapeta, unos 400 metros aproximadamente.

«Este vial va a ser muy importante para reordenar el tráfico en el centro de la ciudad» Eneko goia

Durante la visita que Goia ha realizado a la zona en compañía de responsables de Moyua, empresa encargada de las obras, los operarios se afanaban en dar los últimos retoques a la parte que se habilitará en unos días. El alcalde ha atendido las explicaciones bajo un fuerte chaparrón que ha obligado a continuar la visita bajo techo, en uno de los locales que utiliza Moyua a modo de almacen. Allí, Eneko Goia ha repasado fotos y planos y ha demostrado ser buen conocedor del proyecto. «¿Quedarían por empezar a construir tres edificios en la parte más alta de San Bartolomé y el hotel, no es así?», ha preguntado el alcalde. A lo que desde Moyua le han respondido afirmativamente.

Luego, Goia ha anunciado que, en los próximos meses, «se procederá a abrir la zona superior de la calle entre los edificios» -que a día de hoy se encuentran en construcción- «y la última fase finalizará en diciembre, con la unión de Lizarra con Aldapeta». A este respecto, el alcalde ha señalado que «este vial va a ser muy importante para reordenar el tráfico en el centro de la ciudad».

Frontón de Arroka

En lo que al frontón de Arroka se refiere, Goia ha anunciado que «estamos trabajando en el proyecto de urbanización del nuevo espacio surgido del proceso participativo con los vecinos de Amara Viejo. La previsión es que podamos aprobar el proyecto en julio, para estar en condiciones de derribarlo en septiembre y comenzar con la urbanización prevista».

Pese a que aún queda trabajo por delante en este nuevo entorno que creará 530 viviendas, el círculo se empieza a cerrar. Y ese es, precisamente, uno de los objetivos: «Crear un movimiento circular que regule mejor el trafico». Ya que, tal y como ha apuntado el primer edil: «la cuesta de Aldapeta es bastante estrecha para acoger dos carriles». Una vez finalizados los trabajos se utilizará exclusivamente de bajada, mientras que la subida hasta Aldapeta se realizará por la calle Estella. «Las obras avanzan de manera decidida y pronto incorporaremos toda esta zona al conjunto de la ciudad», ha finalizado Goia mientras las nubes se disipaban y salía el sol en la calle Estella.

Fotos

Vídeos