Goia asegura que no fue en Polloe donde se confundieron los dos cadáveres del accidente de tráfico en Irun

Dos jóvenes franceses fallecieron el pasado día 12 en un choque entre el turismo en el que viajaban y un camión en la N-121A a su paso por Irun./Bomberos Euskadi
Dos jóvenes franceses fallecieron el pasado día 12 en un choque entre el turismo en el que viajaban y un camión en la N-121A a su paso por Irun. / Bomberos Euskadi

Eneko Goia señala que si ha habido un error, habrá sido «en los pasos anteriores, antes de que el féretro llegara al cementerio con esa identificación»

EL DIARIO VASCOSan Sebastián

El cementerio de Polloe de San Sebastián no ha cometido "ningún error" y carece de "responsabilidad" en la confusión sobre la incineración del cadáver de un joven francés muerto el pasado día 12 en un accidente de tráfico en Irun. Así lo ha asegurado este martes el alcalde, Eneko Goia, en una rueda de prensa en la que ha sido preguntado por la presunta equivocación cometida con los cuerpos de dos jóvenes galos que fallecieron la madrugada del pasado día 12 en un choque entre el turismo en el que viajaban y un camión, en la N-121A a su paso por la localidad fronteriza. El regidor ha considerado por tanto que, si ha habido un error, habrá sido "en los pasos anteriores, antes de que el féretro llegara a Polloe con esa identificación".

Como ha adelantado hoy El Diario Vasco, la Fiscalía de Dax ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido con el intercambio de cadáveres descubierto esta semana, cuando la familia de uno de los fallecidos se dio cuenta en el velatorio instalado en esta ciudad francesa de que el cuerpo que velaba no era el de su ser querido, sino el del amigo que murió con él en el mismo accidente.

Más información

Por su lado, los allegados del otro joven recibieron, al parecer, las cenizas del cuerpo del amigo, que había sido incinerado el pasado miércoles en el cementerio de Polloe, con la documentación de identificación intercambiada.

El alcalde donostiarra ha afirmado este martes que "por parte de Polloe no hay ningún error, ni ninguna responsabilidad". Ha explicado que, tras conocer el suceso, esta misma mañana ha hablado con el gerente del camposanto donostiarra, quien le ha precisado que en sus instalaciones fue incinerado un cuerpo, "entregado" en un féretro "cerrado" por una funeraria, con "toda la documentación acreditativa" en regla, incluida la judicial.

En esa línea, ha apuntado en que Polloe "no tiene más intervención en este asunto" y por ello, ha destacado que "si en los pasos antes de que el féretro llegue con esa identificación se ha producido un error, eso ya no es cuestión de Polloe". "A Polloe las cosas le han llegado bien, aparentemente, y hace lo que le han mandado que haga", ha insistido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos