Adiós al tóxico y peligroso 'Babosil'

El 'Babosil' ha sido utilizado durante esta pasada primavera en algunos jardines de la ciudad, como este de la céntrica plaza Zaragoza. / FOTOS: EGUZKI

La asociación ecologista Eguzki se felicita por la noticia, ya que se trataba de un producto peligroso para animales domésticos y también las personas. El Ayuntamiento dejará de utilizar este veneno para babosas y caracoles en parques y jardines

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

A simple vista pueden parecer inofensivos. Pero los granos de color azulado que se han podido ver durante la primavera y el verano pasados en la superficie de algunos parques y jardines de San Sebastián son en realidad más tóxicos de lo que parece. Se trata de 'Babosil', un veneno en forma granulada que funciona para el control y la eliminación de caracoles y babosas, así como otros gastrópodos. Su efectividad es incuestionable y seguro que más de uno lo ha utilizado en el jardín de su propia casa. Pero su peligrosidad ha llevado al Ayuntamiento a eliminar este producto y descartar su utilización para los próximos años.

La asociación ecologista Eguzki fue la encargada de dar la voz de alarma al destacar su preocupación por el uso del 'Babosil' en algunos terrenos municipales, «porque se han dado casos de muerte de animales de compañía en otras ciudades por su ingesta», explica Asier Manso, miembro de esta asociación. Un perro falleció por esta causa en Oviedo el pasado mes de abril. Pero los riesgos que entraña no se quedan sólo ahí, ya que también se ven afectadas otras mascotas y seres vivos como algunas aves, «muchas de ellas protegidas y que se alimentan de caracoles y babosas y, por tanto, su organismo absorbe este veneno». Manso destaca entre ellas los mirlos y los zorzales, aunque asegura que son muchos más.

Y en última instancia, también podría afectar a las personas, sobre todo a los niños que, inconscientemente, pudieran manipular los granos o llevárselos a la boca. Así lo reconocía el gobierno municipal en la última Comisión de Espacio Público, Obras y Servicios Urbanos, celebrada este pasado lunes. A preguntas del concejal del Partido Popular, Txema Murguiondo, el edil de Medio Ambiente, Miguel Ángel Díez, señalaba que, efectivamente, la etiqueta del producto indica que este veneno es peligroso para perros y animales domésticos. Y respecto a la toxicidad para las personas apuntaba que «únicamente es irritante».

El socialista Díez garantiza que se buscará un remedio alternativo para acabar con estos gastrópodos

En cualquier caso, y vistos los riesgos que entraña su utilización, Díez aseguraba que «se ha decidido dejar de utilizarlo en los parques y jardines de San Sebastián» y para años posteriores se buscarán alternativas que no supongan ningún peligro para la ciudadanía.

«No se indicaba su presencia»

Otra de las denuncias que lanzaban desde Eguzki, y que hacían también suyas los concejales del Partido Popular en Comisión, era la falta de información o aviso de la presencia de este producto en los parques en los que se utilizaba. «Se debe alertar de la peligrosidad de cualquier producto tóxico que pueda ser accesible para nuestras mascotas o hijos. Sabiendo además que se han producido casos de intoxicación en otros lugares», indica Manso, quien se congratula, al igual que la asociación de la que es miembro, de la decisión adoptada por el consistorio.

Según explicó el concejal de Medio Ambiente, «hasta esta primavera que se gastaron las existencias se ha estado utilizando 'Babosil Granulado FMC, cuyo compuesto activo es Metaldehído 5%, aplicándolo en los macizos de flor de temporada». Su peligrosidad sólo se podía conocer preguntando directamente al departamento municipal de Parques y Jardines, una vía menos directa que la opción de carteles informativos.

El Metaldehído es un compuesto químico muy utilizado como pesticida contra babosas, caracoles, y otros gastrópodos. Actúa sobre la plaga por contacto o ingestión, con un fuerte efecto sobre el sistema nervioso del organismo del animal y que termina con su muerte. Según la Organización Mundial de la Salud, este compuesto está clasificado como un pesticida «de riesgo moderado».

Un perro muerto en Oviedo

El pasado mes de abril los medios de Asturias se hacían eco de la muerte de un perro intoxicado por haber ingerido 'Babosil'. Según señalaba la dueña del can al periódico 'La Nueva España' el animal se volvió loco, se abalanzó contra la pared y su lengua mostraba un color verde. El veterinario confirmó que se trataba de envenenamiento por este pesticida y lamentablemente no se pudo hacer nada por salvar la vida de la mascota.

El PP critica que mientras se ha estado utilizando no se ha advertido a la ciudadanía de sus riesgos

Los expertos apuntan varios síntomas a tener en cuenta para saber si un animal ha podido intoxicarse por Babosil: ansiedad, vómitos, diarrea, jadeo y babeo excesivo, falta de coordinación, temblores musculares, convulsiones, aumento de la sensibilidad a la luz, el tacto, y los sonidos o aumento de la respiración. Un animal que sufre de envenenamiento por Metaldehído necesita hospitalización de emergencia y tratamiento inmediato para eliminar este compuesto de su organismo, ya que no existe antídoto disponible.

Fotos

Vídeos