El acuerdo sobre representatividad entre las asociaciones permite constituir el distrito Este

La sede definitiva del distrito Este, todavía en construcción, estará en Jolastokieta.
La sede definitiva del distrito Este, todavía en construcción, estará en Jolastokieta. / UNANUE

Altza, Intxaurrondo y Miracruz-Bidebieta formarán desde otoño una unidad administrativa. Gasco valora el «esfuerzo y generosidad» de las organizaciones vecinales y sectoriales para lograr un reparto consensuado de los ocho puestos que les corresponderán en la futura Junta de Distrito

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El primer distrito de la ciudad está más cerca de ver la luz. El acuerdo sobre representatividad alcanzado entre las asociaciones vecinales y sectoriales de los barrios del Este permite desbloquear un proceso que llevaba meses estancado por la falta de consenso en torno al reparto de los siete puestos que les corresponderán en la futura Junta de Distrito. El Ayuntamiento pondrá ahora en marcha los trámites para la constitución en otoño del llamado distrito Este, una unidad administrativa integrada por Altza, Intxaurrondo y el eje Miracruz-Bidebieta.

«Valoramos positivamente el esfuerzo realizado y la generosidad demostrada por los agentes implicados. Esta es una buena noticia para Donostia porque acerca, desde el diálogo y el entendimiento, la toma de decisiones a la ciudadanía», afirma el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, quien anuncia que «ya no hay ningún obstáculo para convocar formalmente el proceso y constituir el distrito lo antes posible».

Cuatro asociaciones de vecinos -una por cada territorio afectado- y cuatro sectoriales -vinculadas a comercio, deporte, cultura, mujer...- ocuparán los cargos de vocales en representación de la ciudadanía en una junta que completarán siete concejales del Ayuntamiento. El alcalde nombrará al concejal de distrito, que presidirá este órgano.

La Junta de Distrito tendrá competencias en ordenación del tráfico, parques y jardines, mantenimiento de vías públicas, mercados, promoción del euskera o servicios culturales. Informará al consistorio de las denuncias que formulen los vecinos y facilitará a la población la más amplia información sobre la actividad municipal, recabará propuestas ciudadanas, hará informes y promoverá procesos participativos. Habrá además una Asamblea de Distrito consultiva que reunirá a todas las asociaciones del ámbito.

Hay que recordar que el Reglamento Orgánico de Distritos aprobado por el Pleno en 2015 es una consecuencia de la Ley 57/2003 de grandes ciudades que obliga a establecer una desconcentración de la administración en distritos en todas las capitales de provincia o en las ciudades de más de 175.000 habitantes. San Sebastián cumple ambos requisitos. Debido a su reducido tamaño, se ha establecido inicialmente la previsión de organizar el municipio en cuatro distritos (Este, Centro-Sur, Oeste y Noreste) que podrá variarse al alza como reclamaban los vecinos de Txomin Enea, Martutene y Loiola por las singularidades de esta zona. La norma, que impulsaron PSE, PP y PNV desde la oposición, establece que los distritos gestionarán un 10% del presupuesto anual de inversiones del Ayuntamiento. Al primero le corresponderá la parte proporcional de ese porcentaje.

El distrito del Este nace como «experiencia piloto» que servirá para sacar conclusiones, corregir errores y mejorar su funcionamiento práctico con vistas al desarrollo progresivo del resto de distritos. «Ponerlo en marcha antes del final de la legislatura era un compromiso de este gobierno municipal y lo vamos a cumplir», subraya Gasco, quien junto a la delegada de Corresponsabilidad Cívica, Barrios y Descentralización, la también socialista Duñike Agirrezabalaga, ha participado en las conversaciones con las asociaciones territoriales y sectoriales de la zona Este de la ciudad.

Labor interdepartamental

Desde la llegada de PNV y PSE al ejecutivo local, Participación Ciudadana ha trabajado con los distintos departamentos consistoriales para definir cómo se podían estructurar las características y funciones del distrito y presentarles una propuesta a los vecinos. A mediados del pasado mes de julio se celebró una reunión con los agentes implicados con el objetivo de buscar puntos de encuentro para poner en marcha la Junta de Distrito.

«Fue una reunión satisfactoria», valora Gasco, quien destaca la existencia de «un amplio acuerdo» por participar en esta experiencia -no todas las asociaciones aceptaban en un inicio esta fórmula de descentralización administrativa-, siempre desde la «voluntad de respetar la pluralidad y singularidad» de las propias entidades.

Hace unos días las asociaciones remitieron su propuesta de «representatividad equilibrada», ya en fase de análisis por parte de los técnicos de Participación Ciudadana. Según los nuevos plazos que maneja el departamento, será en otoño -probablemente octubre o noviembre- cuando el distrito Este eche a andar.

En cuanto a los demás barrios donostiarras, tendrán que esperar al desarrollo de los distritos Centro-Sur (Centro, Amara, Loiola y Martutene), Oeste (Antiguo, Añorga, Ondarreta, Aiete, Ibaeta, Igeldo, Miramón, Zorroaga y Zubieta) y Noreste (Ategorrieta, Ulia, Egia y Gros).

Más

Fotos

Vídeos