Donostia realizará en 2018 mejoras en seis hogares del jubilado

El hogar del jubilado del Antiguo utilizará las dos plantas inferiores del albergue La Sirena./A.M.
El hogar del jubilado del Antiguo utilizará las dos plantas inferiores del albergue La Sirena. / A.M.

Ampliará el del Antiguo en el albergue La Sirena, comprará un local para uno nuevo en Gros, habilitará en Mons el de Intxaurralde y realizará obras en Egiatarra, Jatorra y Varona

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

Seis hogares del jubilado van a ser reformados, ampliados o trasladados de ubicación el año que viene, en el marco del plan de mejoras establecido por el Departamento de Acción Social del Ayuntamiento. Retrasos en el cumplimiento de este programa y prolongación de los trámites de planeamiento van a provocar una acumulación de actuaciones en 2018, con el objetivo de mejorar la accesibilidad de los locales y dotar de más y mejor espacio para unas dependencias, 23 en total, de las que son socias casi 14.000 personas.

El proyecto de Presupuestos de este departamento, que dirige la concejala Aitziber San Roman (PNV), recoge una partida de 775.000 euros para 2018, aunque hay más de un millón de euros para gastar en este capítulo por intervenciones no ejecutadas en años anteriores.

Antiguo
Se ampliará en las dos plantas inferiores del albergue La Sirena.
Varona (Altza)
Inicio de las obras de reforma del local.
Zabalza (Gros)
Traslado a un nuevo local cuya compra está a punto de cerrarse.
Egiatarra
Obras ya adjudicadas que permitirán ampliar, redistribuir e iluminar mejor el local.
Jatorra (Centro)
En un mes se aprueba el plan especial que permitirá colocar un ascensor.
Intxaurralde
Se ubicará en la planta baja del edificio de apartamentos en construcción en Mons.

Una de las novedades tiene que ver con el hogar del jubilado del Antiguo, sito en el paseo de Ondarreta, y que es el tercero con más socios en la ciudad (1.100). Sus necesidades de espacio le han llevado a programar actividades en el edificio del antiguo mercado, junto al frontón del barrio. Acción Social llevaba tiempo buscando una solución y finalmente se ha decantado por utilizar las plantas -3 y -4 bajo el albergue de La Sirena, muy cerca de la actual sede. Para el año que viene hay 50.000 euros para realizar el proyecto, que incluirá un ascensor para comunicar ambas plantas, y 200.000 euros para acondicionar las dependencias.

San Roman (PNV): «Pretendemos que los mayores salgan de casa y socialicen»

San Roman explicó que su departamento está a la espera de la entrega del proyecto para reformar el local de Varona (Altza), para el que el año pasado se compró un espacio anexo de 35 m2 con el objetivo de ampliar las instalaciones. Las obras se iniciarán el año que viene y tienen como objetivo solucionar la accesibilidad de los aseos, mejorar la cocina, ampliar la zona del comedor, mejorar los despachos, habilitar una zona de peluquería, y también espacios para actividades.

Tras varios intentos infructuosos de reformar el local del hogar del jubilado Zabalza (Gros) se ha optado por reubicar las instalaciones en otro inmueble del barrio, cuya compra por parte del Ayuntamiento está a punto de culminarse. «Tenemos el proyecto básico y habrá que redactar un proyecto de ejecución», precisa la concejala.

Otra de las actuaciones que lleva retraso, dado que ya tenía que haberse iniciado, es la del hogar del jubilado Egiatarra, ubicado bajo la plaza Blas de Otero, cuyas obras se adecuación se acometerán en 2018. La intervención ampliará el espacio, modificará las distribuciones y, sobre todo, mejorará la iluminación, uno de los aspectos más problemáticos de esta sede. Las obras tienen un presupuesto de 380.000 euros.

Otro de los proyectos que verá la luz en 2018 será el de la reforma del hogar del jubilado Jatorra en la planta semisótano del colegio Amara Berri de Urbieta-Larramendi. El próximo mes se aprobará de forma definitiva en el Pleno el plan especial que validará una operación que incluye la colocación de un ascensor para salvar la diferencia de cota con la calle. La concejala confía en que las obras se acometan a lo largo del año que viene.

Intxaurrondo Zaharra estrenó el pasado mes el nuevo Aitonen Etxea y en el próximo ejercicio le tocará el turno a la asociación Intxaurralde, de la parte nueva del barrio, que hoy le saca chispas a un espacio cedido en el edificio Txara y que empezará a trasladarse a la planta baja del nuevo edificio de apartamentos para mayores de Mons, a medio construir. Las obras tuvieron que salir a concurso por segunda vez al modificarse el proyecto y se retomarán en los próximos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos