La accesibilidad empieza en casa

Portal sin ascensor en la Parte Vieja, uno de los barrios más afectados por la falta de accesibilidad y el envejecimiento de la población./SARA SANTOS
Portal sin ascensor en la Parte Vieja, uno de los barrios más afectados por la falta de accesibilidad y el envejecimiento de la población. / SARA SANTOS

El Ayuntamiento priorizará las ayudas para instalar ascensores en edificios residenciales. La nueva ordenanza de rehabilitación de viviendas centrará las subvenciones, de 2,8 millones de euros, en la eliminación de barreras arquitectónicas

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

Es un drama que se sufre en privado, de puertas adentro, pero que afecta a toda la sociedad. En Donostia hay casi 5.000 personas mayores de 60 años que viven en inmuebles sin ascensor. De ellas, 2.883 tienen más de 70 años, con las dificultades de movilidad que la edad acarrea. Los servicios municipales también han detectado 5 centenarios y 223 mayores de 90 años. Para muchos de ellos, salir de casa es una odisea. Para algunos, imposible.

Combatir este aislamiento social y sus consecuencias es el principal objetivo de la nueva ordenanza de ayudas para la rehabilitación de viviendas que prepara el Ayuntamiento, una norma que centrará el esfuerzo económico en la supresión de barreras arquitectónicas en portales.

LAS CIFRAS

9.852 edificios
de más de dos alturas existen en el término municipal, de los que 1.642 carecen de ascensor, problema que afecta a 30.000 vecinos, un 15% de la población.
2.883 mayores de 70
residen en inmuebles sin elevador. Entre ellos hay 223 nonagenarios y 5 centenarios, con las dificultades de movilidad propias de la edad.
288 bloques
están en Intxaurrondo, el barrio más afectado por este déficit por delante de Altza (255), Centro-Parte Vieja-Amara Viejo (248), Egia (217), Antiguo (154) y Aiete (121).
54,3% de las ayudas
se destinan a rehabilitación de fachadas mientras que solo un 15,36% se dedica a mejoras de accesibilidad, porcentajes que la nueva ordenanza pretende revertir.
3,6 millones
de euros en subvenciones para obras ha repartido entre 2014 y 2016 Etxegintza, la entidad pública empresarial de vivienda, que es la encargada de tramitar y estudiar las solicitudes de ayuda.

La actual ordenanza, aprobada en 2014, abarca un abanico «tan amplio» de ámbitos subvencionables y es «tan ambiciosa» que en la práctica las obras de fachadas y eficiencia energética consumen la mayor parte del presupuesto, que este año asciende a 2,8 millones de euros.

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, avanza que la futura normativa estará «más especializada» en accesibilidad, de manera que otro tipo de actuaciones tendrán asignada una cantidad «menor». Para lograrlo, en el articulado se establecerá un doble límite: porcentaje de la inversión subvencionable y cantidad máxima a percibir por los solicitantes.

Se mantendrán categorías como la adaptación de baños para mayores, la carpintería exterior, las obras urgentes por Inspección Técnica de Edificios (ITE) y la renovación de viviendas vacías para ponerlas en alquiler con el programa Alokabide, pero el grueso de las ayudas se reservarán a resolver los déficits de accesibilidad. Instalar ascensores -interiores o exteriores-, eliminar peldaños en el portal, poner elevadores mecánicos... Todas las actuaciones que permitan salvar un obstáculo y allanar el camino de los mayores hasta la calle estarán contempladas en el catálogo de subvenciones.

Por barrios, los inmuebles sin ascensor abundan en Intxaurrondo (288), Altza (255), el eje Parte Vieja-Centro-Amara Viejo (248), Egia (217), Antiguo (154) y Aiete (121). Por regla general, se trata de construcciones con más de ochenta años de antigüedad.

La falta de elevadores provoca que muchos mayores no puedan salir a la calle y vivan aislados

La inversión en fachadas quedará en segundo plano para evitar que los pisos sean «jaulas de oro»

«En el espacio público se ha resuelto la falta de accesibilidad con rampas y otros elementos mecánicos, pero luego hay muchos edificios sin ascensor. Hasta 1999 no era obligatorio instalarlo en los edificios de menos de cuatro o cinco alturas. Se consideraba un lujo y como tal se anunciaba en la publicidad de las promociones. Hoy es una necesidad básica y nadie lo pone en duda», argumenta el delegado del PSE.

En total se han contabilizado en la capital guipuzcoana 1.642 portales sin ascensor, déficit que afecta a 14.634 viviendas y alcanza a cerca de 30.000 donostiarras, un 15% de la población. En el recuento solo se han tenido en cuenta los bloques de más de dos plantas y con algún residente mayor de 60 años.

Para subsanar el problema el Ayuntamiento pondrá dinero y asesoramiento, pero la obra debe partir de la iniciativa privada. Para fomentar la inversión en accesibilidad de las comunidades de vecinos, la nueva ordenanza llegará acompañada de una campaña de información y apoyo, ya que «suele haber desconocimiento de las ayudas y soluciones disponibles».

Otra novedad «fundamental» de la nueva ordenanza es que establecerá un plazo cerrado para solicitar las subvenciones. La actual norma plantea una línea de ayudas que está siempre abierta, lo que provoca que se reciban muchas más peticiones de las que el Ayuntamiento puede hacer frente por la disponibilidad presupuestaria.

«Al no poder atender todas las solicitudes, se generan expectativas no cumplidas y frustración. Por eso la nueva ordenanza definirá una convocatoria, con fechas y plazos, para ajustar la demanda a la capacidad económica del consistorio», subraya Ramos.

Invertir los porcentajes

Con la normativa en vigor, la mayor parte de las ayudas, por ser las intervenciones de más alto coste, se va a aislamiento y rehabilitación de fachadas (54,32%). Otro 25,51%, según datos globales de los tres últimos ejercicios, se destina a obras requeridas por la inspección técnica ITE. En tercer lugar, ya a cierta distancia, figuran las mejoras de accesibilidad (15,36%), que con la normativa en preparación pasarán a ser prioritarias.

El envejecimiento de la población, uno de los retos de la Donostia del siglo XXI, es también factor determinante en la germinación de la ordenanza a aprobar. Los registros demográficos revelan que el crecimiento del porcentaje de mayores de 65 con respecto a los menores de 15 es leve pero sostenido y se sitúa en un 26,18%. Los mayores de 65 años representan ya un 22,86% de los 186.062 donostiarras censados. Y las previsiones aventuran una tendencia al alza de este fenómeno: casi un tercio de los habitantes de la ciudad tendrá más de 65 años en 2035.

La división de la población por grandes grupos de edad muestra que el peso demográfico de los mayores de 65 es equivalente al de los menores de 25. En términos generales y atendiendo a la pirámide poblacional, el grueso de los empadronados en el municipio (más del 60%) se sitúa en franjas de edad adulta y madura (entre 18 y 65 años), con importantes diferencias con respecto a las edades más tempranas.

El mapa por barrios ayuda a hacerse una idea de dónde se concentran las personas mayores. Amara, Centro, Gros y Altza son los más envejecidos, si bien hay que tener en cuenta que también son los más poblados.

En comparación, la tasa de envejecimiento de Donostia (26,18%) es algo más elevada que la de su contexto geográfico cercano. Así, en el conjunto de Donostialdea se sitúa en un 21,95%, mientras que en Gipuzkoa este porcentaje cae hasta un 21,31% y en el País Vasco es de un 21,44%.

La tramitación de la nueva ordenanza seguirá el cauce habitual. Tras la aprobación inicial en Junta de Gobierno Local se realizará una exposición pública en el Salón de Plenos, que está convocada para el 9 octubre. Después se abrirá un periodo de enmiendas de los grupos políticos, otro de alegaciones ciudadanas, en Comisión de Urbanismo se decidirá la aceptación o no de las propuestas y el documento resultante se someterá al refrendo del Pleno. Según los cálculos del concejal socialista, podría ser en la sesión de febrero. Será Etxegintza, la entidad pública empresarial de vivienda de Donostia, la que se encargue de tramitar y estudiar las solicitudes que se presenten.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos