Diario Vasco

Movilidad trabaja en un sistema de cámaras para desviar a los turistas a los parkings disuasorios

El paseo de Bizkaia, vía de acceso al Centro que más problemas de congestión sufre en verano.
El paseo de Bizkaia, vía de acceso al Centro que más problemas de congestión sufre en verano. / MIKEL FRAILE
  • Este verano habrá cortes temporales de los accesos al Centro en los momentos de más tráfico

  • Dieciocho agentes se sumarán a la plantilla ordinaria para reforzar las labores de descongestión en los puntos calientes

Los atascos de tráfico registrados el pasado verano en el paseo de Bizkaia y otras vías de acceso a la ciudad han llevado al departamento de Movilidad a valorar diferentes medidas para aliviar el problema. Algunas se aplicarán ya este año, pero para la más novedosa -y de mayor impacto- de todas habrá que esperar porque está en fase de desarrollo.

El Ayuntamiento trabaja en un sistema de cámaras que permitirá desviar, a los turistas que lleguen en coche, hacia los aparcamientos disuasorios habilitados en la periferia y que están bien conectados mediante transporte público con el Centro. Así lo anunció ayer la concejala de Movilidad, Pilar Arana, a preguntas de EH Bildu en la Comisión de Espacio Público celebrada en el Salón de Plenos del consistorio donostiarra. La delegada del PNV explicó que en la actualidad es «técnicamente imposible» discriminar los vehículos de residentes de los que no lo son, de manera que no se puede cerrar el paso a los segundos sin hacerlo también a los primeros.

Con los «medios tecnológicos más avanzados», como las cámaras que reconocen matrículas, esta criba sí sería factible. Cuando el sistema se ponga en marcha -para lo que aún no hay fecha-, los visitantes tendrán prohibido entrar al núcleo urbano y deberán estacionar en las afueras del municipio.

Este verano, el corte de los accesos es una solución que volverá a aplicarse, aunque solo de manera temporal y en los momentos de mayor congestión. La medida afecta a todos los conductores por igual y sirve para redirigir la circulación hacia los parkings de Illunbe, Igara, Zuatzu, Miramón, Universidades y Garbera. Arana señaló que su departamento mantiene conversaciones con la Diputación para utilizar asimismo las plazas existentes bajo los tableros de la Variante en Loiola y que tratará de «potenciar» el aparcamiento de Ficoba, en Irun.

Información en origen

En colaboración con la Sociedad de Turismo, se está mejorando la información que se reparte a los turistas en origen sobre las alternativas para llegar al Centro sin coche. Esta labor se realiza principalmente en Iparralde y algunas localidades guipuzcoanas.

También se optimizará la web que ofrece la localización de los parkings disuasorios y Arana recuerda que con el fin del 'roaming' los extranjeros obtendrán esos datos online.

«Los aparcamientos de este tipo funcionan bien cuando son obligatorios. Si son voluntarios, parece que nos resistimos a utilizarlos aunque haya autobuses gratuitos», argumentó la edil jeltzale para defender la instalación de cámaras u otro mecanismo que permita identificar la procedencia de los vehículos.

El colapso sufrido en ciertas fechas de la pasada temporada estival motivará un incremento de la plantilla ordinaria con dieciocho agentes de Movilidad. Su incorporación servirá para reforzar las labores de descongestión en los puntos calientes, como suelen ser las entradas tanto por el paseo de Bizkaia como por Carlos I o el cruce Easo-San Martín.

La reserva de un carril para autobuses en el Paseo Bizkaia incidirá en la fluidez de la circulación. Movilidad mejorará la regulación semafórica de esta arteria vial y prevé atender in situ con agentes las colas que puedan formarse por la reducción de carriles. El cierre de los accesos se decidirá cada mañana, en función del tráfico y del grado de saturación de las calzadas que conducen al Centro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate