Diario Vasco

5,8 millones de ciclistas y peatones circulan al año por La Concha

Un tótem instalado en el punto de control permite a todo el que pase por alli comprobar los registros que                   se están produciendo en ese momento, además de un gráfico histórico.
Un tótem instalado en el punto de control permite a todo el que pase por alli comprobar los registros que se están produciendo en ese momento, además de un gráfico histórico. / SARA SANTOS
  • El sistema de conteo de la empresa Dinycon proporciona estos datos al Departamento de Movilidad del Ayuntamiento

  • Pasa una bici por cada cuatro viandantes y hay un 15% más de tráfico hacia el Centro que en dirección Antiguo

¿Cuántas personas circulan cada año por el paseo de La Concha? La pregunta ya tiene respuesta: 4.580.426 peatones y 1.213.082 bicicletas. El conteo ha sido posible gracias al sistema instalado en abril de 2016 por la empresa Dinycon contratada por el Departamento de Movilidad del Ayuntamiento, que tiene un tótem instalado en el punto de registro para que todo el que pase por el lugar visualice los datos en ese momento junto a un histórico de los últimos meses. El material recopilado sirve para comprobar el pulso de la ciudad, los factores de influencia en la mayor o menor intensidad de circulación y para desvelar algunas curiosidades significativas como la de que el flujo en dirección hacia el centro de la ciudad es un 15% superior al que se produce en sentido Antiguo.

El 79,06% del tráfico entre el bidegorri y la barandilla de la Concha se debe al paso de viandantes y el 20,94% al flujo de bicicletas, según los registros del sistema instalado por esta ingeniería donostiarra. Dinycon es una empresa con 15 años de experiencia que se dedica al desarrollo de soluciones innovadoras para optimizar la movilidad de personas y vehículos. La firma, con sede en el Cemei del polígono de Igara, trabaja con diferentes instituciones y entre sus proyectos puestos en marcha en San Sebastián se encuentran el conteo de personas por la calle Mayor, dentro del Smart Kalea, y la visualización de los datos de aforo de los parkings en paneles informativos colocados en distintos puntos de la ciudad.

El Departamento de Movilidad del Ayuntamiento, dirigido por Pilar Arana (PNV), contactó con esta compañía para habilitar un punto de información del paso de peatones y bicicletas en el paseo de La Concha. La idea tenía un doble objetivo: proporcionar valiosos datos al Ayuntamiento sobre el tráfico que se produce en esta vía clave de circulación, y mostrar en plena calle la información de este flujo que se actualiza cada pocos segundos.

Sensor térmico

El gerente de Dinycon, Roberto García, explica que la tecnología utilizada para captar estos datos es diferente en los viandantes y en los ciclistas. Mientras que en este último caso se utiliza un sistema de espiras ocultas bajo el asfalto del bidegorri que registran «la variación en el campo magnético que se produce con el paso de cada bici -las partes metálicas de los vehículos hacen variar la señal-», en el caso de los peatones se emplea «un sensor de visión térmica», instalado en una farola cercana, que «capta el calor que desprenden los peatones. En función de por dónde desaparece la señal en el campo de visión, el software discrimina si el individuo va en sentido hacia el centro de la ciudad o hacia El Antiguo». Las gráficas que se incluyen en el reportaje muestran el conteo realizado entre el 15 de abril de 2016 y el 14 de abril de 2017 (ambos inclusive).

El poder conocer no solo el flujo total sino el sentido de circulación de peatones y bicicletas ha resultado ser importante para obtener uno de los datos más llamativos: Hay un 15% más de flujo hacia la Perla que hacia Ondarreta. En el caso de quienes van a pie la diferencia llega al 18% y se reduce al 3,68% para los ciclistas. La conclusión es clara: «Este interesante dato indica que hay un número importante de personas procedente del oeste de la ciudad que va al Centro andando y después regresa en otro medio de transporte». En el caso de los ciclistas, esta conducta se produce en muy menor grado porque en la mayor parte de los casos se circula con un vehículo en propiedad -también hay uso de bicicletas de alquiler (Dbizi) que se pueden dejar en el destino- con el que hay que regresar al finalizar la jornada.

Meteorología y turismo

García explica que del conteo anual se puede concluir que hay dos factores fundamentales que mueven al alza o a la baja las circulaciones, como son la meteorología y el turismo. Que sea una jornada soleada o que salga un 'día de perros' «es un factor muy contundente» para afectar a los guarismos del conteo, tanto para los peatones como, sobre todo, para los ciclistas. Y el ser una temporada alta o unos días de significativa llegada de visitantes a la ciudad es una clave fundamental para aumentar las circulaciones, sobre todo de peatones.

En los meses de noviembre y enero se hunde el paso de ciclistas por La Concha «sobre todo en la semana del 10 al 15 de enero que fue muy fría y lluviosa». El domingo de esa semana no circularon más que 106 txirrindularis en sentido Ondarreta y 115 en dirección al centro de la ciudad cuando la media diaria de bicis en el conjunto del año es de 3.323. Con todo, no fue en enero sino el 5 de febrero el día del año con menos paso de ciclistas por este punto. Fue una jornada con rachas de viento de 142 km/h en San Sebastián, con caída de árboles, eliminación de vuelos y 100 intervenciones de los Bomberos y la Guardia Municipal en las calles. En las 24 horas de ese día solo circularon 201 bicicletas (sumando los dos sentidos). El día de menos circulación de peatones fue el 16 de enero -jornada con fuertes lluvias, frío y desbordamientos en el Urumea- que registró el paso de solo 2.387 viandantes, cuando la media diaria de paso por este punto de La Concha es de 12.549 personas.

En el otro extremo, no hay más que ver las gráficas para comprobar que el verano y el turismo animan el flujo peatonal y ciclista. Los registros de bicicletas de tres meses de verano (julio, agosto y septiembre) suponen el 37% del total de las bicis que pasan en todo el año por este punto. Si sumamos junio, la proporción aumenta al 47%. El 2 de agosto fue la jornada del año que pasaron más bicicletas: 7.302, más del doble de la media diaria de todo el año.

El factor de jornada festiva y de gran afluencia turística se observa claramente en los días de mayor paso de viandantes por La Concha. Hay trece días del año en que el flujo peatonal superó las 20.000 personas, cuando la media diaria anual es de 12.549. Todos estos días han coincidido con la Semana Grande, el puente de la Hispanidad, el puente de Todos los Santos, la víspera del Día de Santiago y el 'acueducto' festivo de la Inmaculada y el Día de la Constitución de diciembre. Cuatro de los días de mayor circulación peatonal se registraron en la Aste Nagusía. El jueves 18 de agosto fue el jornada en que más afluencia de personas a pie registró este punto de La Concha en todo el año: 24.153.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate