Diario Vasco

Armenia se hace presente en la ciudad

Minas Minesov y Vahe Papyan en el lugar donde se colocará el monolito armenio donado a la ciudad.
Minas Minesov y Vahe Papyan en el lugar donde se colocará el monolito armenio donado a la ciudad. / A.M.
  • Esta comunidad descubrirá el lunes un monolito 'Jachkar' en los jardines del Buen Pastor, tras una marcha junto a las autoridades desde el Boulevard

«Si se juntan dos armenios hablan de cómo sobrevivir. Si se juntan 10 piensan en la religión. Si llegan a 100 labran un jachkar». Lo dice Minas Minesov, presidente de Hayasa 1915 Kultur Elkartea y primer armenio que puso un pie en San Sebastián en 1999. «Ahora somos 77 en Donostia y unos 130 en Gipuzkoa y vamos a colocar un jachkar en agradecimiento por el trato que nos habéis brindado». La pequeña comunidad donostiarra de este perseguido pueblo lleva años queriendo hacer un gesto con la ciudad para estrechar lazos y nada mejor que donar el simbolo armenio por excelencia: una cruz labrada sobre piedra volcánica 'tuff' (toba).

Armenia fue la primera nación en adoptar el cristianismo como religión oficial, en el año 301, y aunque es un estado constitucional secular, la fe cristiana desempeña un importante papel en su historia y en su identidad como pueblo. La persecución a la que les sometió el Estado turco entre 1915 y 1923 provocó el genocidio de 1,5 millones de armenios. Hoy la diáspora dobla en número a los armenios que viven en este pequeño país caucásico (30.000 km2) ubicado entre Turquía, Irán, Georgia y Azerbaiyán.

Los armenios de viven y trabajan en San Sebastián contactaron con el Ayuntamiento hace un año para expresar su deseo de colocar un jachkar en la ciudad. «Es una muestra de amistad, un regalo, por la buena acogida que nos habéis dispensado. Nos sentimo como en nuestra casa, siempre nos habéis abierto las puertas y estamos muy integrados aquí», explica Minas Minesov. Estos monolitos artesanos -cada uno es diferente a los demás- es todo un símbolo nacional, cultural y religioso. «Representa nuestro alma como pueblo y nuestra fe», añade el representante de la comunidad armenia en San Sebastián.

El jachkar es una cruz labrada en un bloque de toba volcánica, un símbolo armenio que desde 2010 forma parte del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco. «Hay que buscar la roca, porque no todas sirven, debe tener una densidad, una calidad, un color. Y luego hay que tallarla». En el monolito que se colocará en el Buen Pastor «han trabajado durante 8 meses un arquitecto, un ingeniero y varios canteros con un cincel y un martillo. Nos ha costado mucho hacer todo el papeleo para sacarlo de Armenia y enviarlo hasta aquí. Pero mañana (por hoy) lo recogemos en Barcelona. Pesa 1.100 kilos y mide 2,6 metros de alto. El viernes lo colocaremos y lo cubriremos hasta su inauguración el próximo lunes», explica Minas Minesov, que dirige un empresa constructora, junto a su sobrino Vahe Papyan, que se gana la vida en el mundo del turismo y la informática.

Hay unos 50.000 jachkar en el mundo -esta tradición comenzó en el siglo IX- pero solo un puñado de ellos en España. «El que colocaremos en San Sebastián va a ser uno de los más bellos de Europa», conluye el presidente de la asociación cultural Hayasa 1915, quien solo tiene palabras de agradecimiento para concejales como Alfonso Gurpegui, Duñike Agirrezabalaga y el propio alcalde, Eneko Goia, por la buena acogida a su idea. La concejala de Diversidad Cultural animó a los donostiarras a sumarse a los actos del próximo lunes para «compartir este momento de convivencia y encuentro y para recordar y visibilizar a los armenios de la diáspora». Los actos comenzarán a las 18.30 horas con una marcha desde el Boulevard hasta el Buen Pastor en la que participará buena parte de la corporación municipal junto al embajador de Armenia, Avet Adonts; el arzobispo de la fe armenia en España, Shnorhq Sargsyan, quien bendecirá el monolito; el arquitecto que ha diseñado el jashkar, Vruir Tizyan; y también el académico de Euskaltzaindia e historiador Joseba Intxausti; y el director del Departamento de Historia Contemporánea de la facultad de Ciencias Sociales de la UPV, Luis Castells. La inauguración del monolito está previsto que se produzca a las 19.30 horas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate