Diario Vasco

130.000 euros para cuidar los bancos

Banco roto en la plaza Marcelino Soroa de Amara, una imagen tomada ayer mismo.
Banco roto en la plaza Marcelino Soroa de Amara, una imagen tomada ayer mismo. / SARA SANTOS
  • El concejal socialista Díez explica que cada banco cuesta entre 250 y 700 euros más IVA, según el modelo a reemplazar

  • Una empresa guipuzcoana pintará, arreglará y sustituirá el mobiliario urbano por 130.000 euros

El Ayuntamiento ha decidido externalizar por primera vez el servicio de mantenimiento del mobiliario urbano de Donostia. El contrato se ha adjudicado a la empresa guipuzcoana Garra SL, la única que se presentó al concurso público, con un presupuesto de 130.724 euros, lo que supone una rebaja de un 23,11% sobre el precio de licitación, que ascendía aun máximo anual bruto de 175.000 euros.

La firma de Zizurkil se encargará de la conservación de los alrededor de 9.000 bancos existentes en la ciudad, una labor que hasta ahora desempeñaban las brigadas municipales. El contrato incluye el pintado, arreglo y, en su caso, sustitución de estos elementos, cuyo precio varía en función del modelo a reemplazar. Según explica el concejal del PSE Miguel Ángel Díez, los bancos comunes cuestan entre 250 y 280 euros más IVA, mientras que los más caros se pagan a entre 600 y 700 euros, impuestos aparte.

La subcontratación de este servicio responde básicamente a razones de índole económico. Esta tarea de conservación la realizaba el propio departamento de Vías Públicas y el consistorio destinaba dinero según iban surgiendo las necesidades, con lo que a final del ejercicio se alcanzaban cuantías elevadas. De ahí que se haya optado por sacar el contrato a concurso, siguiendo las recomendaciones del secretario general del Ayuntamiento.

En líneas generales, el estado de los bancos es bueno, aunque «siempre hay desperfectos que subsanar», afirma Díez, quien destaca la inmediatez con la que se actúa cuando se notifica o detecta alguna deficiencia. El vandalismo no es una lacra que se cebe con el mobiliario urbano, no al menos con resultado de rotura de tablas. Las pintadas con aerosol o las marcas hechas con objetos punzantes sí figuran, por contra, entre los daños más frecuentes.

Con todo, el mayor enemigo de los asientos de madera y hierro son los fenómenos meteorológicos, el sol, la lluvia, la humedad... «El deterioro de los materiales está detrás de la mayoría de las actuaciones de mantenimiento», advierte.

Dentro de los 130.000 euros del contrato se incluye una partida de entre 35.000 y 40.000 euros para afrontar la compra de nuevos bancos, si bien en el caso de que fuera preciso colocar más -las necesidades futuras no son predecibles- se podría echar mano de otras partidas.

62 aceras rebajadas en 2016

Vías Públicas también lidera los trabajos de rebaje de aceras y pasos peatonales, un proceso «continuo que nunca acaba», señala Díez, quien informa de que «todas las semanas» se acomete alguno.

En 2016 fueron un total de 65 las intervenciones de este tipo, con un coste superior a los 110.000 euros. Las calles afectadas están en Egia (4 pasos), Amara Berri (8), Antiguo (8), Centro (5), Gros (16), Loiola (2), Aiete (4), Berio (10), Altza (4) e Intxaurrondo (4).

El responsable del PSE recuerda que «no podemos hacer todos los rebajes de la ciudad a la vez porque la cuantía económica sería astronómica, pero a medida que recibimos peticiones vamos haciendo, con independencia de que el propio departamento observa, analiza y define sus prioridades» para acabar con las barreras arquitectónicas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate