Diario Vasco

Disposición a «abrir el melón» para redefinir el galardón

  • El gobierno municipal estudiará cambios en el método de elección y en la caracterización del premio

Los dos socios del gobierno municipal, PNV y PSE, anunciaron ayer, tras la tormentosa sesión que rechazó a Angels Barceló como galardonada, su disposición a realizar cambios en la normativa del Tambor de Oro.

Durante su intervención en el Pleno, antes de producirse la votación, el portavoz del PSE, Ernesto Gasco, mostró su compromiso para presentar, antes de dos meses, una propuesta de modificación del Reglamento para cambiar el procedimiento de elección del Tambor de Oro. El alcalde, Eneko Goia, fue un poco más allá y se mostró dispuesto a ajustar definitivamente la distancia entre lo que pone en la norma que es el Tambor de Oro y lo que la ciudadanía entiende y siente que debe ser este galardón. «Hay que darle una pensada. El galardón tiene una naturaleza como premio de promoción turística, pero la ciudad no lo siente así e igual hay que redefinirlo», indicó. Así lo pidió explícitamente Irabazi. Su portavoz, Amaia Martin, señaló que lo sucedido «ha puesto en evidencia que la forma de elección del Tambor de Oro debería ser modificada por otra fórmula que permita el mayor consenso posible por parte de la ciudadanía donostiarra». Irabazi es partidaria de acercar este galardón hacia lo que los donostiarras entienden que debe ser, por ejemplo para permitir que figuras como Richard Oribe, Alicia Amatriain o Maialen Chourraut puedan recibir el premio sin problemas.

El sector privado representado en el consejo de administración de San Sebastián Turismo ha venido defendiendo que mientras no se cambie la normativa este tipo de perfiles no pueden ser premiados porque el Tambor de Oro no está pensado para galardonar trayectorias o méritos profesionales sino para ensalzar la difusión o proyección turística que los candidatos dan a la ciudad. El consejero en representación de los alojamientos, Fran González, expresó en DV que los consejeros del sector privado se han atenido siempre a esta interpretación para elegir a los Tambores de Oro. «Si los políticos quieren cambiar este galardón deberán modificar sus bases».

El artículo 33 del Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento dice que «la concesión del Tambor de Oro tendrá por objeto premiar a las personas, físicas o jurídicas, que como consecuencia de su quehacer diario, por su trayectoria y proyección profesional o por cualquier otra razón, hayan contribuido de forma activa y notoria en la consolidación de una imagen externa positiva y atractiva de la ciudad, ampliando su potencial turístico, posibilitando el conocimiento de la misma, reforzando su proyección externa y fomentando los vínculos de conocimiento y amistad con otros países, ciudades, organismos y personas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate