Diario Vasco

La cabalgata de Donostia, desde dentro

fotogalería

Llegada de los Reyes a Donostia.

  • Disfruta de la experiencia de ver el desfile de los Reyes Magos desde dentro con este vídeo en 360º

Diariovasco.com y Futura te ofrecen la posibilidad de vivir desde dentro la cabalgata de los Reyes Magos que ayer recorrió las calles de San Sebastián con este vídeo grabado en 360°. Esta tecnología te permite ver todo lo que ocurre alrededor de la cámara y fijar tu vista dónde quieras gracias a la novedosa grabación realizada por esta empresa donostiarra.

Cómo disfrutar del vídeo 360

Desde un ordenador: Para visualizar el punto que desees puedes pinchar con el ratón sobre la imagen y moverla a tu gusto. También puedes utilizar el teclado, pulsando en las letras 'w','a','s' y 'd').

Desde un móvil o tableta: Con dispositivos móviles podrás disfrutar de una sensación de inmersión total. Podrás elegir el punto moviendo la cámara con tus dedos y si dispones de unas gafas o casco de realidad virtual, aún mejor.

Cómo se hizo

La empresa donostiarra Futura habló este jueves directamente con los Reyes Magos en el Ayuntamiento de San Sebastián para recoger sus impresiones y pedirles permiso para instalar sus innovadoras cámaras dentro de su comitiva. El resultado es espectacular, como puede verse en el vídeo realizado por esta star up formada por jóvenes emprendedores en busca de la última tecnología para generar experiencias inmersivas para diferentes proyectos y clientes.

Una cabalgata doble

  • Así ha sido la llegada de los Reyes Magos a San Sebastián

  • Las mejores fotos de la llegada de los Reyes Magos a Donostia

  • Así ha sido la llegada de los Reyes Magos a Gipuzkoa

  • Los Reyes Magos saludan a los guipuzcoanos

  • Vídeo íntegro de la Cabalgata de los Reyes Magos en San Sebastián

  • Diariovasco.com y la productora Futura muestran una nueva experiencia audiovisual

La emoción fue la tónica dominante en cada minuto de la estancia de los Reyes en la ciudad. La aparición de Melchor, Gaspar y Baltasar en la playa suscitó una gran expectación que dejó sin huecos libres la barandilla de La Concha. Los niños gritaban desde el paseo para reclamar la atención de su figura favorita: «¡Melchor, Melchor, Melchor!». La 'movida' real comenzó en cuanto los mágicos personajes se montaron a bordo de un flamante Buick Six de 1927 y empezaron a circular por la ciudad. Viandantes, turistas y trabajadores les saludaban a su paso y recibían su complicidad y sus caramelos. En la plaza Jose María Sert de Venta Berri, una multitud les esperaba y se abalanzó sin medias tintas sobre el coche descapotable para que los Reyes cogieran las cartas. El lanzamiento de caramelos convirtió este paseo en un quebradero de cabeza para la organización porque los niños se tiraban a la calzada ajenos a los riesgos que ello entrañaba. Fue una especie de 'Cabalgata bis' menos formal y multitudinaria que la de la tarde, pero donde los niños se pudieron acercar sin impedimentos a sus ídolos. La escena se repitió junto al Estadio de Anoeta (Amara), en la calle Sierra de Aralar (Loiola), en la plaza Sagastieder (Intxaurrondo), y en el paseo Juan XXIII (Bidebieta). El programa fue acumulando retrasos por la dificultad de arrancar a los Reyes de los niños, pero la velocidad del último tramo permitió que al final solo se registrasen 15 minutos de demora.

Haciendo frente al frío

El momento más esperado llegó a las seis de la tarde. Melchor, Gaspar y Baltasar comenzaron a trabajar duro. Gracias a su don de la ubicuidad se les pudo ver en Irun, Eibar, Tolosa, Errenteria... en todas y cada una de las localidades de Gipuzkoa consiguieron sacar una sonrisa a los niños. En San Sebastián estuvieron acompañados además de 600 personas entre trikitilaris, músicos de las charangas, bomberos y pajes. Al acto tan esperado tampoco quisieron faltar el tren y el autobús turístico de la capital guipuzcoana, así como el autobús híbrido de Dbus o un rebaño de ovejas. El desfile transcurrió por la calle Hernani, Avenida, Urbieta, Prim, Bergara, Idiáquez, plaza de Gipuzkoa, Legazpi y Boulevard.

Melchor estuvo rodeado durante la cabalgata de una fantasía de plata; Gaspar estuvo sentado entre pirámides de plata y Baltasar estuvo acompañado de un gran dragón alado. Entre los tres Reyes de Oriente repartieron un total de 3.000 kilos de caramelos, aptos para todos los niños (también para celíacos). Tras el desfile en el que la lluvia este año no se quiso sumar a la fiesta, llegó el momento de ir a casa y preparar los zapatos. Más de un niño pasó la noche con un ojo medio abierto a la espera de la llegada de Mechor, Gaspar y Baltasar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate