Diario Vasco

Amara contará con el primer parque canino de la ciudad

Trabajos de acondicionamiento de la parcela de Amara sobre la que se construye 'Guauuuu parkea', que contará con juegos y obstáculos para perros.
Trabajos de acondicionamiento de la parcela de Amara sobre la que se construye 'Guauuuu parkea', que contará con juegos y obstáculos para perros. / MIKEL FRAILE
  • Si la instalación tiene éxito, el Ayuntamiento buscará parcelas para reproducirla en otros barrios, como le piden desde hace años los amantes de los animales

El primer parque canino de la ciudad está ya en obras y los dueños de los perros celebran su construcción. Se encuentra en Amara, en el triángulo verde que forman las calles Consulado, Corsarios Vascos y Gregorio Ordóñez, y estará listo a principios de año.

«Aquí podrán jugar tranquilos y corretear sin molestar a nadie», anticipa Eva, una vecina que cuenta las semanas para poder estrenar 'Guauuuu parkea' -que así se llamará- con su joven bichón.

Aunque el tiempo no acompaña, no son pocos los amaratarras que se acercan a este lugar para curiosear y comprobar la evolución de los trabajos. De momento se está procediendo a acondicionar el terreno y desbrozar, pero dentro de pocas fechas -en cuanto se extiendan las capas de pavimento- empezarán a llegar los juegos, aparatos y obstáculos para que los animales hagan ejercicio. El proceso comenzó el pasado día 2 y durará dos meses, según las previsiones del Ayuntamiento, si bien la lluvia caída estos últimos días podría obligar a retrasar el plazo de entrega.

Con una superficie de casi 1.000 metros cuadrados, el parque contará con diez elementos de mobiliario específicos, entre los que figuran un muro, una pasarela, una rueda, un balancín, un túnel, una mesa y una empalizada, así como juegos de salto de altura, eslalon y salto de longitud. También habrá una fuente para perros, un 'pipican' y dos papeleras con dispensador de bolsas para que los dueños recojan los excrementos. El recinto contará con un cierre perimetral metálico y de madera decorado con la silueta de un perro en chapa de acero y la palabra 'Guauuuu'.

«La verdad es que tiene buena pinta», admite Xabier. No vive cerca del parque, pero asegura que no le dará pereza venir hasta aquí con Thor, un pastor alemán de tamaño imponente que «necesita desfogarse para quedarse a gusto». Suele aprovechar el paseo diario del perro para salir a correr y este punto de Amara figura en su recorrido, así que Thor será un usuario habitual de la instalación.

Quienes no son dueños de animales tampoco desprecian las ventajas del parque. «Siempre es mejor que los perros estén en un sitio acotado y vallado en vez de ir corriendo por las calles. No hay que olvidar que mucha gente les tiene miedo», señala María Jesús.

Inspirado en el de Irun

'Guauuuu parkea' se inspirará en el diseño del parque canino existente en Irun. Allí, desde hace años disfrutan en Puiana de un espacio reservado a estas mascotas y la experiencia ha sido tan positiva que ya disponen de un segundo parque en Osinbiribil y en la actualidad se construye un tercero en la zona de Gain Gainean.

En Irun tienen unas normas de uso que, como el diseño del parque, también podrían ser aplicadas en la capital guipuzcoana, decisión que aún no se ha tomado. Dentro del recinto de Puiana, por citar el más antiguo, los perros deben permanecer sin correa, aunque siempre acompañados y vigilados por sus dueños. Si algún animal se mostrase agresivo, este tendría que ser retirado del parque de forma inmediata. Las razas catalogadas como potencialmente peligrosas tienen prohibida la entrada, al igual que las hembras que estén en celo y los canes que lleven collares de dientes o puntas.

En San Sebastián hay 15.400 perros censados, que se reparten de manera homogénea en función de la densidad de población. En el eje que forman Amara, Riberas y Loiola hay casi 2.000, que a partir de enero -y gracias a una inversión de 70.000 euros- podrán disfrutar del primer parque reservado en exclusiva para ellos.

El próximo, en Marrutxipi

Pero no será el último. La intención del departamento de Urbanismo es cubrir amplias áreas construyendo parques en lugares estratégicos para que sirvan a varios barrios: «Esto no es como una parada de autobús, que debe estar cerca de las viviendas. Es para gente que quiere dar un paseo, hacer un poco de ejercicio con el perro, llevarlo al parque y volver. Es un plan perfecto para los fines de semana, una alternativa para quienes toda la vida se han quejado de que no hay espacios para que los perros puedan ir sueltos y retozar tranquilamente», argumenta el delegado del PSE Enrique Ramos.

Ante la demanda existente en otras zonas del municipio, el Ayuntamiento valora la posibilidad de crear un segundo parque en Marrutxipi, junto a las cocheras de Dbus ampliadas. En esta localización se podría dar servicio a otro amplio núcleo de población, lo que reforzaría la elección de la parcela.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate