Diario Vasco

La tarifas del taxi seguirán sin cambios en 2017, lo que sumará cuatro años de congelación

Dos clientes cogen un taxi en la parada del Boulevard.
Dos clientes cogen un taxi en la parada del Boulevard. / A.M.
  • El sector explica que el 2016 ha seguido la senda de recuperación del año pasado y ha sido un buen año gracias a la excelente temporada turística del verano

Los taxis mantendrán el año que viene sus tarifas en San Sebastián, lo que significará que sus precios continuarán sin variar por cuarto año consecutivo. La reducida inflación, casi cercana al cero en los últimos años, y el excelente momento turístico de la ciudad han permitido otro buen año para el sector, como ya lo fuera 2015.

La empresas del sector del taxi no han solicitado al Ayuntamiento la revisión de sus tarifas de cara al 2017 con lo que los precios permanecerán sin variación. El último cambio que se llevó a cabo en San Sebastián fue la variación de la carrera mínima que en 2013 era de 2.000 metros y que a partir del 1 de enero de 2014 pasó a ser de 1.800 metros. El Ayuntamiento estimó que esta modificación pudo suponer un incremento del precio a pagar por los usuarios del 2,2%, aunque las tarifas en 2014 se mantuvieran sin cambios respecto a 2013.

Tradicionalmente el sector del taxi ha vinculado muy estrechamente sus precios a la inflación, al estar sus costes directamente relacionados con el precio de los combustibles. En 2014 el Índice de Precios al Consumo (IPC) en Euskadi bajó un 0,7%, el año pasado subió ligeramente un 0,3 y este año se ha reactivado en los últimos meses (0,7% hasta octubre), pero sigue por debajo del punto porcentual. Con estos bajos niveles de inflación el sector cree que es mejor mantener las tarifas para reactivar una demanda que en los años duros de la crisis llegó a bajar un 30%.

De esta forma, el año que viene los servicios diurnos entre semana tendrán una carrera mínima (5 minutos o 1.800 metros) de 5,33 euros, el kilómetro recorrido costará 0,71 euros y la hora de espera se mantendrá en 20,61 euros. La tarifa 2, que se aplica por las noches de los días laborables y durante el día de sábados, festivos y algunos días especiales, tendrá una carrera mínima de 6,18 euros, el kilómetro recorrido costará 1,10 euros y la hora de espera se pagará a 27,48 euros.

La tarifa V, que se aplica a las noches de viernes y vísperas de festivos (de 22.00 a 07.00 horas), tendrá una carrera mínima de 6,20 euros, un coste del kilómetro recorrido de 1,14 euros y una tarifa de la hora de espera de 28,45 euros.

El presidente de Taxi Donosti, Josean Loza, explicó que 2016 ha sido el tercer año de una lenta recuperación del negocio, que ha tenido como principal palanca de apoyo otro «buen verano», como lo fue el del año pasado. «Llevamos varios años trabajando muy bien en verano. Este año la clientela ha tardado en entrar, no sabemos si por la Eurocopa, pero a partir de julio y hasta el Festival de Cine ha sido una buena temporada». Loza indica que el volumen de negocio ha experimentado en los últimos años una recuperación del 3-5% anual. La principal preocupación del sector sigue siendo el mal acomodo que ha tenido en la parada de Atotxa, un punto crucial para los taxistas dado que sirve a la estación de autobuses y la de tren. «Llevamos 8 meses y todo sigue igual, con mala señalización -algunos clientes se van hasta Tabakalera para coger un taxi-, una parada estrecha, sin acceso directo desde el puente Santa Catalina y con una entrada en subida y en curva al carril de espera».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate