Diario Vasco

Tras el rastro del amianto de Altza

La zona de calderas del polideportivo de Altza donde se sospecha que puede haber amianto.
La zona de calderas del polideportivo de Altza donde se sospecha que puede haber amianto. / MIKEL FRAILE
  • Irabazi y EH Bildu instan a que el estudio se amplíe a otras poblaciones como Pasaia y Errenteria

  • El Ayuntamiento trata varias mociones relativas al polideportivo en la sesión de este jueves

El Pleno del Ayuntamiento de este jueves va a tratar a fondo la contaminación por amianto del polideportivo de Altza. La presencia de este peligroso material dentro y fuera de las instalaciones, la descoordinación demostrada por la administración municipal en los últimos años a la hora de incluir la parcela en el Inventario de Suelos Potencialmente Contaminantes de Euskadi, y las soluciones a implementar para librar de este problema al futuro complejo deportivo serán ampliamente debatidos por los grupos políticos en la sesión ordinaria de noviembre. El gobierno municipal PNV-PSE, que cuenta con mayoría absoluta en este foro, aprobará vía enmienda una moción en la que se piden a Osakidetza «datos de incidencia de muertes por enfermedades relacionadas con el amianto en el barrio de Altza».

Dos mociones, numerosas enmiendas y la petición de creación de una comisión de investigación solicitada por EH Bildu serán algunos argumentos del debate que se sustanciará en la sesión plenaria de esta semana en relación al amianto detectado en la parcela del polideportivo de Altza. Una moción de Irabazi, otra del PP y dos informaciones publicadas por DV, sobre la posible presencia de amianto no solo en el exterior sino también en las calderas del equipamiento deportivo y el desconocimiento por parte de los dos últimos gobiernos municipales sobre la tramitación efectuada por el propio Ayuntamiento en 2011 para la inclusión de esta parcela en el mapa oficial del Ihobe de suelos potencialmente contaminados, centrará buena parte del interés del Pleno.

El grupo Irabazi ha presentado una moción para que el Gobierno Vasco adopte medidas para conocer si hay una especial incidencia de «muertes por mesoteliomas pleurales y carcinomas de pulmón o por otras otras enfermedades relacionadas con el amianto» en Altza y otras poblaciones colindantes como «Pasaia y Errenteria», por la actividad de una fábrica de fibrocemento que operó en los terrenos del actual polideportivo entre 1960 y 1975. El texto insta a Osalan a incluir a todos los trabajadores que ha tenido el polideportivo desde 1989 en el «listado de empleados expuestos al amianto» y finalmente solicita al Gobierno Vasco que dé a conocer las actuaciones que se van a poner en marcha para descontaminar la zona.

EH Bildu han enmendado esta moción para ampliar el texto del primer punto, matizar los dos siguientes -se pide identificar qué parte de la plantilla del polideportivo ha podido estar expuesta al amianto para aplicarle el protocolo específico de salud establecido por Osalan- y añadir un cuarto para que se vuelva a elevar a las Cortes la petición de crear «un fondo económico compensatorio» para atender las víctimas del amianto.

Las tres enmiendas presentadas por los grupos PNV y PSE al texto de Irabazi tienen todas las posibilidades de prosperar. En la primera, los miembros del gobierno municipal ciñen el ámbito de la declaración al término municipal de San Sebastián y sustituyen la palabra «estudio» por otra terminología: «El Ayuntamiento Pleno insta al Gobierno Vasco a remitir al Ayuntamiento los datos de incidencia de muertes por mesoteliomas pleurales y carcinomas de pulmón, o por otras relacionadas con el amianto, en el barrio de Altza».

En la segunda enmienda trata de precisar, como también lo hace la enmienda de EH Bildu, qué parte de los trabajadores del polideportivo han podido estar expuestos al amianto: «El Ayuntamiento solicita a Osalan y a la Inspección de Trabajo que siga colaborando con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento para que, en el caso de que los estudios de las instalaciones del polideportivo y, en particular de las calderas, determinaran la presencia de amianto, se identifique a las personas que en la realización de labores de mantenimiento o en otras labores como las obras, estuvieron expuestas al amianto, de modo que sean incorporadas al registro de personas trabajadoras potencialmente expuestas al amianto y, consecuentemente, se les aplique el protocolo de salud establecido por Osalan».

Finalmente, en la tercera enmienda, se pide colaboración al Gobierno Vasco para hacer «estudios adicionales o catas intensivas (en los terrenos exteriores del polideportivo), de modo que se delimite con exactitud el área contaminada»; se determinen «las medidas más seguras a adoptar en los suelos contaminados, dándolos a conocer a la mayor brevedad»; y para establecer «el procedimiento a seguir en el derribo de las actuales instalaciones».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate