Diario Vasco

Se construyó en 1988 gracias a Gregorio Ordóñez

El frontón de Arroka se construyó en 1988 y los vecinos de Amara Viejo deben agradecérselo al concejal del PP Gregorio Ordóñez. El por aquel entonces delegado de Urbanismo recibió una solicitud de licencia de construcción del portal número 2 de esta calle y puso como condición al promotor que hiciera también un frontón y un jardín públicos, para uso y disfrute del vecindario. La casa se edificó en 1986 y dos años más tarde la instalación deportiva era una realidad. Ordóñez fue asesinado por ETA en 1995.

El actual responsable de Urbanismo, Enrique Ramos, se ha reunido con los vecinos firmantes del escrito a favor de la eliminación del frontón. Recuerda que, como pedían, el muro recién levantado «ya ha sido derribado y será sustituido por un talud con un murete de unos 30 centímetros». El edil del PSE admite que la nueva escalera sería un «punto negro» si se mantiene el frontón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate