Diario Vasco

Baraka, meditación y ciencia

vídeo

Fernando Rodríguez, segundo por la izquierda, con miembros de su equipo en el Centro de Psicología Integral Baraka. / LUIS MICHELENA

  • Se celebra hoy en la sede del instituto un diálogo entre Fernando Rodríguez y Agustín Pániker sobre 'Yoga y meditación, Oriente y Occidente'

  • El centro, con 18 años en Donostia, organiza unas jornadas sobre el tema

Meditación y ciencia. Es el tema de los diálogos que van a desarrollarse hoy, el día 25 y el 2 de diciembre en el Instituto de Psicología Integral Baraka, un centro especializado en meditación y mindfulness, que lleva 18 años establecido en San Sebastián. Las jornadas arrancarán hoy, con un debate, entre el director del centro, Fernando Rodríguez, y el escritor y director de la editorial Kairós, Agustín Pániker. Será sobre 'Meditación y filosofía, la mirada de Oriente y la de Occidente'.

Los diálogos serán de 19.00 a 21,00 horas, en la sede de Baraka (General Echagüe, 4) en Donostia. La apertura de puertas se realizará a las 18,30. El acceso a este y los otros diálogos será libre, aunque existe la posibilidad de reservar una plaza, a un precio de 5 euros, a través de la web http://www.barakaintegral.org.

«La meditación ha pasado de ser una práctica religiosa o esotérica a ser uno de los grandes descubrimientos de la neurociencia aplicada a la salud y el bienestar psicológicos», explica Fernando Rodríguez, doctor en Psicología, que fue profesor en la UPV/EHU durante más de 20 años. Es maestro de meditación Vipassana. «La práctica de la meditación tiene efectos muy beneficiosos contra la depresión, para bajar la presión sanguínea, para el manejo del dolor y muchos otros».

La meditación está logrando en Occidente un nuevo auge por estos beneficios 'secundarios', «muchas veces sin mencionar el conocimiento profundo del ser que proporciona, su propósito original», dice Rodríguez.

Las distintas formas de 'mirar' se analizarán en el diálogo de hoy. «Trataremos de deshacer el mito Oriente-Occidente. Las tradiciones orientales llevan relacionándose con la mentalidad occidental desde hace siglos. La misma meditación Vipassana, que nosotros enseñamos en Baraka, es una recuperación hecha por occidentales de unos métodos que estaban prácticamente perdidos en Asia por la arrasadora influencia de la cultura occidental. Es imposible hacer hoy una lectura literal de una cultura que dejó de existir hace cientos de años».

El mundo ha cambiado. «Oriente es muy grande y sus culturas se han transformado de la misma manera que las occidentales. Hoy en día, y en una sociedad donde el criterio de verdad imperante es el de la ciencia, la contemplación y la meditación tienen que explicarse a través de la ciencia y de una mentalidad racional y pluralista».

Hay distintas motivaciones para acudir a los cursos de Baraka. «Nosotros somos un instituto de psicología, es decir, una institución dedicada a promover el bienestar psicológico de la sociedad en la que vivimos. La gente busca estar bien. Para unos, eso es recuperar un sufrimiento 'normal' después de un revés de la vida, o solucionar aspectos de su personalidad que no son funcionales y producen mucha insatisfacción. También viene gente que no encuentra sentido a la vida y necesita una dimensión espiritual, es decir algo que les permita trascender su visión centrada en sí mismo».

Segunda mitad de la vida

Varios socios de Baraka encaran la segunda mitad de la vida. «Es una época en que, necesariamente, miramos al final y reconocemos que la 'felicidad' no está fuera, sino en encontrar la paz interior. Esto es más difícil entre la gente joven, que está todavía fascinada por el mundo externo y tiene que forjarse un lugar en la sociedad».

La meditación es el arte de aprender 'qué somos', dice. «Y somos seres humanos mortales e imperfectos o, por decirlo de otra forma, insatisfechos. Eso se aprende observando nuestras reacciones y nuestros hábitos, físicos y mentales. La mente humana es el organismo más complejo que existe y saber cómo funciona requiere de horas de observación atenta y compasiva. Esto último significa que cuando nos observamos honestamente descubrimos que en nosotros está todo lo que odiamos, pero solo lo vemos en los otros. También está todo lo que amamos y sentimos que nos falta».

Eso nos lleva a comprender al otro. «Nos hace darnos cuenta que los demás están igualmente atravesados por esas contradicciones y a aprender a respetarlo tal y como es».

Viven en Baraka el gran 'boom' del 'mindfulness'. «Se debe a que, especialmente la neurociencia, tiene ahora herramientas para interpretar lo que pasa en el cerebro y en el sistema nervioso central. Los resultados de estas tecnologías aplicados a personas que meditan han dado legitimidad a muchas de las ventajas que ofrece esta práctica».

La investigación científica sobre la meditación está creciendo de forma exponencial en los últimos 15 años. «Casi todas las semanas se publican estudios que ilustran nuevos beneficios de la meditación o se confirma algún beneficio con resonancia magnética funcional o EEG. La práctica parece tener una sorprendente variedad de beneficios neurológicos; desde los cambios en el volumen de materia gris, a una menor actividad de las redes del 'yo' del cerebro o una mejor conectividad entre regiones del mismo».

Y hay más. «La meditación ayuda a preservar el envejecimiento cerebral. Transforma y reduce la actividad de la red neuronal por defecto, que se pone en marcha cuando la mente vagabundea, rumia o produce pensamientos disonantes autorreferenciales, que son los responsables de la mayor parte del sufrimiento psicológico. Ha probado ser igual o más efectiva que la medicación en temas como la ansiedad, el estrés o la depresión , entre otras variadas formas del malestar».

Según se ha probado, «la meditación puede conducir a aumentos de volumen en áreas del cerebro encargadas de las funciones ejecutivas», dice. «Mejora la concentración y la atención y, en consecuencia, la mayoría de las actividades cognitivas. Por ejemplo, ha demostrado que puede ayudar en el problema de las adicciones».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate