Diario Vasco

La sustitución de la barandilla de La Concha durará doce meses, el doble de lo previsto

  • El alcalde dice que es un calendario «más adecuado a la actuación que hay que realizar»

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer la modificación del plazo de ejecución de las obras de sustitución de la barandilla de La Concha en el tramo entre la plaza de Cervantes y la talasoterapia La Perla, que pasará a ser de doce meses -el doble de lo previsto- por considerarse un calendario «más adecuado a la actuación que hay que realizar».

Así lo anunció el alcalde, Eneko Goia, quien informó de que el gobierno municipal dio asimismo luz verde al expediente para la contratación y adjudicación de las obras por un importe de 1,6 millones de euros. La rehabilitación de la barandilla es una de las inversiones de mayor calado del próximo año, tanto por el coste económico como por los metros lineales afectados por la intervención: 550.

Como ya adelantó en abril este periódico, la actuación del Ayuntamiento se debe al estado de deterioro que presenta el conjunto de elementos que componen la barandilla. El paso del tiempo en un ambiente marítimo «agresivo y fuertemente expuesto» ha derivado en piezas de sillería rotas por el óxido de los anclajes, basas y zócalos partidos por golpes, metales corroídos, farolas con desperfectos...

En total se van a fabricar y sustituir 130 piezas de barandilla de diferentes tipos, 75 pilastras pétreas sencillas, 7 pilastras pétreas dobles, 10 pilastras metálicas con farola, 24 pilastras pétreas en rampa, 2 pilastras pétreas cilíndricas, 15 pilastras pétreas en escaleras y 4 pilastras dobles en la terraza de los Relojes. Las farolas serán desmontadas y, tras una limpieza y reparación general, podrán ser restituidas, con lo que se aprovecharían todas las existentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate