Diario Vasco

Donosti Berri prima la educación

El Víctor Alvaro-Silam Donosti Berri, en el podio de la Vuelta ciclista a Gipuzkoa por equipos, un éxito que colmó las aspiraciones del club.
El Víctor Alvaro-Silam Donosti Berri, en el podio de la Vuelta ciclista a Gipuzkoa por equipos, un éxito que colmó las aspiraciones del club.
  • «Intentamos transmitir a los chavales que los valores están por encima de los resultados y ese es el mayor éxito»

«Sabemos lo difícil que es llegar a ser ciclista profesional, por eso a los chavales que están con nosotros les inculcamos sobre todo que sean felices en el grupo, que generemos un ambiente cordial entre todos y se ayuden los unos a los otros. Ello, por encima de los logros que pueda conseguir uno individualmente». Son palabras de Ander Markina, el coordinador del club Donosti Berri, que este año ha llevado en las carreras los apellidos de Construcciones Víctor Alvaro y Silam, patrocinadores que se sienten correspondidos por los numerosos éxitos que ha tenido la escuela en las diferentes categorías: «Lo cierto es que hicimos una temporada con mejores resultados de lo esperado, pero ese solo es un fin motivador para todos los que componemos el Donosti Berri y quienes nos ayudan a financiarlo, este año con la incorporación que agradecemos de AGEM consultores». En ese sentimiento de filosofía educacional, Ander no puede obviar que «ganar como hicimos la clasificación por equipos de la Vuelta a Gipuzkoa juvenil fue un logro que nos llenó mucho». «El sentimiento colectivo es lo primordial para nosotros. No vamos a decir que no nos alegrara el triunfo de Xabier Mikel Azparren en el campeonato de Euskadi en Eibar, donde también fuimos tercero y cuarto. Cuando cogimos el club notamos que faltaba ambiente y es lo que nos hemos empeñado en trabajar por encima de los resultados, que tengan motivación para entrenar y disfruten en este deporte tan bonito. Calidad no nos falta, porque tenemos corredores que andan muy bien. Queremos inculcarles ese sentimiento de compromiso hacia el club para que cuando llegue la hora puedan echar una mano para que todo siga bien. Nosotros estamos depaso y luego seguirán otros con el Donosti Berri».

La pasada temporada fueron cerca de cuarenta los ciclistas de las categorías de alevines, infantiles, cadetes y juveniles y ahora que se tramitan los papeleos para la nueva temporada y se reparten las bicis y la ropa son hasta cuarenta y seis los componentes del club que ya han comenzado los entrenamientos. Los preparadores de los juveniles son Aritz Irulegi, Jon Ayestarán, Mikel Irizar y Gorka Ursua, mientras que se encargan de los cadetes José Luis Castilla, Markel Laskurain y Axel Tranche y de los más pequeños, Xabier Muruzabal, Ibón Barreiro y Mikel Arana. También están muy integrados Iñaki Añorga y el fisioterapeuta Urko Landa.

No se marcan objetivos concretos para las carreras: «No, porque como digo, nuestra escuela trabaja con otros fines, con la ayuda siempre necesaria de los padres. Colaboramos también con Arnasa, porque dentro de esa labor social que ponemos por delante de todo lo demás, queremos que nuestros chicos sepan comprender y divulgar lo que es la fibrosis quística, en apoyo de quienes la sufren, para intentar que lo lleven lo mejor posible. Estamos seguros, y se ve en los posteriores resultados, que mantener una buena sintonía genera ese ambiente de colaboración que nos lleva a disfrutar de resultados. La escuela sigue abierta para quienes quieran venir. Les recibiremos encantados».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate