Diario Vasco
El edificio donde se habilitarán las nuevas viviendas.
El edificio donde se habilitarán las nuevas viviendas. / A.M.

54 nuevas viviendas en la esquina de Sancho el Sabio

  • La operación se realizará en cinco plantas y el ático del edificio que mira a la antigua estación de autobuses de Pío XII

Tras el edificio de Podavines que se convertirá en pisos libres, otro inmueble del barrio de Amara se reformará para habilitar 57 nuevas viviendas. En esta ocasión se trata de la esquina de Sancho el Sabio con Pío XII en el lado que da a la antigua estación de autobuses. Una promotora obtendrá la semana que viene licencia para vaciar cinco plantas y el ático de este inmueble que mantendrá la fachada para dar lugar a nuevos pisos.

El mercado inmobiliario de la ciudad parece haber cogido carrerilla, tras casi un década congelado por la crisis. Los inversores y las entidades financieras han empezado a sacudirse el temor al ladrillo y los proyectos se suceden. El caso más característico fue el del edificio Podavines, la antigua sede de la Seguridad Social en el barrio de Amara. La Administración Central lo ha vendido en la primera subasta que ha realizado al precio de casi 10 millones de euros, algo inhabitual en los últimos años donde, ante la falta de compradores, el Estado ha tenido que convocar sucesivas subastas con precios descendentes en otros edificios de su propiedad que ha querido enajenar en la ciudad.

En esta ocasión se trata de una ubicación central del barrio de Amara, a pocos metros del Centro de San Sebastián. La promotora Riberas del Urumea S.L., que debe su nombre a las operaciones llevadas a cabo fundamentalmente en ese nuevo barrio de la ciudad, va a construir 57 nuevas viviendas y trasteros en la esquina de Sancho el Sabio 35 con la calle Arquitectos Cortazar 3, donde se ubica este inmueble en cuyas plantas inferiores se encuentra la sede territorial del Departamento de Salud del Gobierno Vasco.

El proyecto demolerá el interior de las cinco plantas superiores y los áticos, y mantendrá las fachadas. La licencia que otorgará la Junta de Gobierno del Ayuntamiento el próximo martes impone al promotor que todas las carpinterías exteriores a colocar tengan «el mismo color, materiales, persianas, acabados, altura de huecos, etcétera, en las cinco plantas en que se actúa y en el ático, con el mismo diseño y tratamiento de las barandillas». Las obras deberán comenzar en los próximos seis meses.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate