Diario Vasco

Amara avanza hacia su regeneración con la última fase de las obras en las plazas interiores

Nueva cancha multideporte en la plaza de las Cofradías Donostiarras, que también cuenta con juegos infantiles de estreno.
Nueva cancha multideporte en la plaza de las Cofradías Donostiarras, que también cuenta con juegos infantiles de estreno. / A. M.
  • Gasco anuncia que Mercaderes, Etxeberri y Cofradías Donostiarras estarán renovadas en un plazo de dos semanas tras una inversión de unos 800.000 euros

El barrio de Amara sigue en proceso de metamorfosis. La adecuación de la Variante al entramado urbano ha desencadenado una batería de actuaciones con las que el gobierno municipal pretende regenerar esta zona de la ciudad.

Una de las actuaciones más importantes, tanto por la superficie a tratar como por el coste económico, es la renovación de las plazas interiores del entorno de Carlos I, en el lado de Podavines. Con una inversión de cerca de 800.000 euros, el Ayuntamiento ha centrado sus esfuerzos en la reforma de Cofradías Donostiarras, Etxeberri y Mercaderes, tres espacios públicos que dentro de dos semanas presentarán su definitiva nueva cara.

Según explica el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, el objetivo de esta intervención es «mejorar las tres plazas como lugar de estancia de calidad, para que puedan disfrutar del juego los niños y los mayores, generando unas islas de tranquilidad y espacio seguro, sin tránsito de vehículos».

Para conseguirlo, se han renovado todos los juegos, se han incorporado nuevos columpios y se han creado dos canchas deportivas, que ya están funcionando a pleno rendimiento. «Esto demuestra que la decisión de actuar en estas plazas ha sido acertada, porque la mejor prueba del resultado es comprobar qué uso tienen», argumenta el portavoz del PSE.

También se ha intentado mejorar, «de acuerdo con las comunidades de vecinos», algunos accesos a los aparcamientos subterráneos, que presentaban un aspecto «obsoleto» por el paso del tiempo. La pérgola de Mercaderes se ha eliminado, aunque se han tenido que dejar los basamentos porque son los respiraderos de ventilación de los propios garajes. Ahora se cubrirán de madera para servir como zona de asiento. «Queremos que sean espacios agradables y no hostiles», subraya Gasco, quien anuncia que se va a dar respuesta a las demandas de vecinos y comerciantes en cuestiones de accesibilidad. «No estaba previsto en el proyecto original, pero vamos a generar entre Mercaderes y Etxeberri un espacio de coexistencia gracias a una ampliación de acera y la creación de un paso peatonal elevado en la calzada. «Las plazas y el barrio ganarán en permeabilidad y toda la zona ganaría en seguridad», asegura el edil socialista.

En la plaza de los Etxeberri no se podía quitar pérgola, pero sí se han mejorado todos los juegos infantiles y la zona de estancia. Y en la plaza de las Cofradías Donostiarras, la transformación incluye las canchas polideportivas, mesa de ping-pong, actividades para los mayores... «Su uso es un éxito», afirma Gasco, quien hace unos días visitó las obras junto al delegado de Urbanismo, Enrique Ramos, y pudo comprobar que los plazos se están cumpliendo y, de paso, corregir algunos detalles sobre el terreno.

Caminos peatonales

Las obras habrán terminado antes de que concluya el mes, si bien ya es posible disfrutar de parte de estas mejoras mientras se desarrolla la última fase de los trabajos. El paso peatonal elevado entre Mercaderes y Etxeberri se habilitará después.

Entretanto, en el otro lado de Carlos I -el de los portales impares-, la regeneración del ámbito avanza con dos nuevos caminos peatonales para comunicar mejor ambas partes de Amara. Los caminos abiertos conducen hasta el paso de cebra que hay entre Isabel II y la plaza de las Cofradías Donostiarras, muy utilizado por el vecindario.

Con esta intervención, el entorno de Carlos I ha cambiado de forma radical desde la conversión de la Variante en vía urbana y la reducción del número de carriles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate