Diario Vasco

Vía libre judicial para el derribo de Miracruz 19

Vía libre judicial para el derribo de Miracruz 19
  • El Juzgado rechaza la medida cautelar solicitada por la plataforma vecinal para frenar la demolición

El Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 3 de San Sebastián ha rechazado la medida cautelar solicitada por un plataforma vecinal para impedir el derribo de este singular edificio esquina del barrio de Gros sobre el que una promotora dispone de licencia para construir nuevas viviendas. Los juzgados también rechazaron en su día la medida denominada "cautelarísma" (a adoptar en 48 horas por el órgano jurisdiccional) cuando se presentó la demanda. La decisión puede ser recurrida en apelación en el plazo de 15 días.

El auto judicial deja, por tanto, el terreno expedito para proceder a la demolición del inmueble, pues el proyecto cuenta con las preceptivas licencias de construcción y derribo.

Los defensores de la conservación del edificio Miracruz 19 anunciaron la pasada semana que había sido interpuesta y admitida a trámite una nueva demanda contra el derribo y desprotección del singular edificio del barrio de Gros. «Es una demanda de mayor calado que la interpuesta en julio y aborda deficiencias administrativas en el proceso de concesión de licencias y en la descatalogación del inmueble», expuso Josean Arrieta, miembro de la plataforma.

Desde la promotora del proyecto, cansados de las constantes exigencias sin aparente base sólida desde un punto de vista legal, ya advirtieron a finales de septiembre de que no negociarían el diseño del futuro edificio en vista de que no se retiraban las denuncias interpuestas. Y optaron por dejar la última palabra en manos de la justicia, al estar convencidos de que «todo está en regla», pero lo que no esperaban era que una nueva demanda fuera admitida a trámite y, por tanto, retrasara todavía más el proceso de demolición. El Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 3 de San Sebastián les ha dado ahora la razón y les deja el camino libre para la demolición del edificio.

Los defensores de la conservación del inmueble reprochan la «nula voluntad negociadora» de la constructora al no haberse producido ningún encuentro entre las partes. La plataforma mantiene que es «mediocre» y de «bajo coste» el proyecto diseñado. Critican, a su vez, que «generará máximas plusvalías para el propietario de la parcela y la constructora».

Asimismo, han manifestado su malestar porque el Plan Especial de Protección del Patrimonio Construido (Peppuc) no protege construcciones «de mucho valor» y porque la revisión del documento en la que trabaja el Ayuntamiento «solo afecta a las fichas retiradas en 2014». El colectivo subraya que Miracruz 19 cumple con «seis de las once» características que «individualmente y conforme a las normas del PEPPUC pueden hacer un inmueble merecedor de protección

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate