Diario Vasco

La Casa de La Rioja se renueva

Patricia Martín, presidenta de la Casa de La Rioja en Gipuzkoa, con socios y miembros de la junta directiva.
Patricia Martín, presidenta de la Casa de La Rioja en Gipuzkoa, con socios y miembros de la junta directiva. / LUIS MICHELENA
  • La abogada Patricia Martín es la presidenta de una institución centenaria, que se remonta a 1913

  • Organizan actividades folclóricas, lúdicas, gastronómicas, culturales y deportivas desde su flamante sede en el paseo de Salamanca

La centenaria Casa de La Rioja en Gipuzkoa se renueva. Desde el pasado mes de marzo es presidenta de la misma la abogada Vanesa Patricia Martín Pérez. Entró como socia en el 2003 y en la junta, en 2006. Se convirtió en presidenta el 13 de marzo de este año. Patricia Martín lo tiene claro. Busca el cambio y la evolución. «Mis retos personales en la Casa de La Rioja son muchos, pero se pueden resumir en cambio y relevo generacional», explica. «En cuanto al cambio, iremos poco a poco. Se han estado haciendo las cosas como se llevan haciendo toda la vida y quiero ir paso a paso introduciendo nuevas formas de acción. Apuesto por una evolución que incluya la adaptación a las nuevas tecnologías y a las necesidades de los socios. También pretendo introducir mejoras en la organización, entre otras».

El relevo generacional no es fácil. «Todas las sociedades compartimos el mismo problema», afirma Martín. «La gestión de las sociedades requiere de la colaboración de los socios, y siguen participando los mismos que hace 15 ó 20 años, pero el relevo de la gente joven es escaso. En mi caso, empecé a acudir a la sociedad cuando tenía 11 ó 12 años, y ya colaboraban socios que siguen haciéndolo a día de hoy».

Jóvenes y mayores

Para los mayores del lugar, lo normal es colaborar. Los socios jóvenes buscan esparcimiento y poco compromiso. «Nuestros mayores siguen colaborando, como lo han hecho toda la vida, pero la gente joven solo quiere venir a disfrutar con sus amigos de su tiempo de ocio, sin involucrarse ni tomar iniciativas en la organización de actividades o en la gestión de la sociedad».

Está claro que es un problema. «Si queremos que las generaciones que están por venir sigan disfrutando de La Casa de La Rioja, tendremos que conseguir cambiar esta situación, por lo que, sin duda, este es uno de los retos que voy a afrontar a lo largo de mi gestión».

Está orgullosa de su equipo en la junta directiva. «Cuando te presentas como candidata a la presidencia, te presentas con tu equipo, y yo he formado mi equipo con socios que comparten mi visión, por lo que la Junta Directiva y yo compartimos los mismos retos».

Mujeres presidentas

No es la primera mujer presidenta de una casa regional, pero en las reuniones directivas de sociedades gastronómicas es la única mujer. «Las casas de Burgos y Álava de San Sebastián ya han sido dirigidas por mujeres en el pasado», comenta. «No obstante, si hablamos de sociedades gastronómicas, dejando de lado las casas regionales, tengo mis dudas de que haya habido alguna. Este año he asistido a alguna reunión en la que nos han congregado a presidentes de muchas sociedades gastronómicas de Donostia y yo era la única mujer; es más, yo iba acompañada por nuestro vicepresidente, y dieron por hecho que él era el presidente, hasta que les indicamos que no era así. Les llamó la atención que fuera mujer, y que fuera tan joven».

La Casa de la Rioja en Gipuzkoa, ubicada en unos modernos locales del paseo de Salamanca 13-14, con entrada por la calle Soraluze, cuenta con 507 socios y lista de espera para entrar. En los locales se promocionan y venden productos de la comunidad riojana. «Nuestras actividades siempre están relacionadas con nuestra tierra de origen, La Rioja», explica Patricia Martín.

Es consciente de la potencia de la asociación. «El incremento del número de asociados le ha dado otra dimensión a esta Casa de La Rioja», sostiene en el saludo que escribió como presidenta en la página web de la asociación. «Su moderna sociedad gastronómica la hace más atractiva, si cabe, a los riojanos y sus descendientes afincados en esta querida tierra guipuzcoana».

Destaca Patricia Martín el apoyo del Gobierno de La Rioja. «Como consecuencia de este incremento de socios y siempre con el apoyo moral y económico del Gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja, realizamos distintas actividades por todo el territorio guipuzcoano».

Son mucho más que una sociedad gastronómica: organizan semanas culturales, actividades folclóricas, gastronómicas y lúdico deportivas. «Están encauzadas y realizadas con el apoyo desinteresado de los socios que voluntariamente participan y encaminadas al conocimiento de nuestra realidad riojana».

Agradece el esfuerzo de los colaboradores. «Sin ellos no sería posible programar tantas actividades a lo largo del año, y gracias a ellos, la junta directiva actual puede afrontar con éxito los importantes retos que conlleva nuestra actividad. Y ello en las distintas facetas en las que nos movemos».

La tamborrada

Estrenaron tamborrada en 2006. «La Casa de La Rioja de Donostia celebraba el día del patrón de la ciudad, por fin, por todo lo alto», recuerdan en la web. «Muchos días de intenso trabajo, horas de ensayo, nervios por el estreno... Aquel 20 de enero fue un día único. Esa gran tarde, recorriendo las calles más especiales de la Parte Vieja, se hizo un hueco de honor en la memoria colectiva de nuestra sociedad».

No les faltan actividades. Mañana sábado, en la sede, celabrarán una fiesta andaluza, con productos típicos de esta tierra y baile de sevillanas, al son de la música en directo del grupo de baile Zambra, a las 19:00 horas. El domingo tendrán una comida para celebrar la Behobia-San Sebastián.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate