Diario Vasco

Un sistema de baremación determinará quién opta a las viviendas protegidas

Proyecto previsto en la primera fase en Txomin Enea.
Proyecto previsto en la primera fase en Txomin Enea.
  • Los sorteos para adjudicar pisos públicos pasaron a la historia y Urbanismo concreta la herramienta que utilizará por primera vez para asignar los pisos tasados de Txomin

Hace prácticamente un año que los 11.000 solicitantes de vivienda pública de Etxegintza cruzaban los dedos para ser uno de los 114 agraciados en el sorteo de los pisos de Berio y Julimasene. Lo que muchos no contemplaban entonces era que estaban asistiendo al último encuentro en el que la suerte determinaría su acceso a una vivienda protegida y que en adelante, sería un sistema de baremación el que marcaría quién es más merecedor de optar a uno de estos inmuebles, tal como aparece recogido en la Ley de Vivienda.

El Ayuntamiento se encuentra en fase de determinación de esa nueva herramienta que se aplicará para adjudicar la próxima promoción de viviendas tasadas prevista en Txomin Enea. «En principio se asignarán 28 pisos de forma inmediata y si se consigue que la licencia de construcción esté a tiempo podrían adjudicarse otras 97 viviendas más», expuso el delegado de Urbanismo, Enrique Ramos, quien subrayó que Donostia será de los primeros municipios en Euskadi en valerse de este sistema.

Así, las listas de Etxegintza permancerán abiertas a todos aquellos que quieran inscribirse, aunque los demandantes deberán tener en cuenta que dicha herramienta otorgará 30 de los 100 puntos a los ingresos; otros 30 al número de miembros que compongan la unidad convivencial; 20 puntos a los años que el solicitante lleve inscrito en las listas; otros 10 puntos a su vinculación con la ciudad y 10 puntos a aquellos que presenten necesidades especiales -personas dependientes, con discapacidad o víctimas de género o terrorismo-. En caso de empate, se resolverá teniendo en cuenta el orden de llegada de los expedientes. «Es una forma justa de que pueda optar a una vivienda aquel ciudadano que más necesidades presenta», apuntó el edil socialista, consciente de que por contrapartida esta nueva herramienta generará una mayor labor administrativa debido a las revisiones que puedan solicitarse.

Hasta 50.700 euros

Los rangos de ingresos variarán en función de la tipología del inmueble. En el caso de la promoción de vivienda tasada de Txomin Enea, al presentar un coste más elevado -las de Berio rondaban los 250.000 euros-, los ingresos por unidad convivencial deberán oscilar entre los 25.000 y los 50.700 euros. No obstante, para poder acceder a un piso protegido de alquiler, la renta de todas las personas que habiten el inmueble deberá situarse entre los 25.000 y los 39.000 euros, «ya que aquellos con ingresos inferiores a 25.000 euros pueden optar a los alquileres sociales», matizó Ramos.

Sin embargo, este sistema que apuesta por beneficiar a las personas con menos recursos, deja en un segundo plano a aquellos donostiarras que, contando con unos ingresos algo más elevados, tampoco pueden acceder a la vivienda libre. El delegado de Urbanismo, consideró que «por eso se establecen distintos baremos, para que combinando por ejemplo renta y antigüedad esté más compensado».

Los detalles serán acordados la próxima semana en el Consejo de Etxegintza y se estima que la adjudicación de las viviendas se efectuará en un plazo aproximado de dos meses.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate