Diario Vasco

Etxegintza prevé inversiones por valor de 37,5 millones en nueva VPO hasta 2019

Proyecto para construir 70 apartamentos dotacionales en la parcela de Viveros de Ulia.
Proyecto para construir 70 apartamentos dotacionales en la parcela de Viveros de Ulia. / JONATHAN CHANCA
  • Los 70 apartamentos dotacionales de Viveros de Ulia su suman a los proyectos en marcha en Intxaurrondo, Altza, Berio y Txomin Enea

  • La entidad pública empresarial impulsará cinco promociones con 372 viviendas de alquiler

Donostiako Etxegintza, la entidad pública empresarial de vivienda, prevé invertir 37,5 millones de euros en nueva VPO hasta 2019. Los presupuestos de la sociedad para 2017 contemplan partidas interanuales para acometer la construcción de 372 pisos protegidos, operaciones para las que se destinarán ya el próximo año un total de 12,4 millones.

Las promociones a desarrollar se localizan en Intxaurrondo (55 alojamientos para mayores en alquiler), Berio-Goyeneche (48 VPO de alquiler), Txomin Enea (162 VPO de alquiler en la primera fase), Jolastokieta (37 VPO de alquiler) y Viveros de Ulia (70 apartamentos dotacionales). Además, se reservan 1,2 millones para introducir mejoras de eficiencia energética y accesibilidad en el parque de viviendas municipal de alquiler.

Para financiar estas inversiones, algunas de las cuales arrastran partidas de ejercicios anteriores (5,1 millones), Etxegintza deberá solicitar al Gobierno Vasco subvenciones por importe de 10,7 millones de euros. Según se refleja en la propuesta presupuestaria aprobada por el Consejo de Administración, la entidad tendrá que formalizar asimismo préstamos subsidiados por valor de 17,3 millones de euros, aparte de disponer de 2,75 millones de euros de un préstamo anterior y las subvenciones ya concedidas por 3,2 millones de euros.

Recurrir a estos créditos financieros supondrá un incremento de la deuda de algo más de 22,5 millones en el trienio 2017-2019. No obstante, advierten desde Etxegintza, la amortización prevista para el mismo periodo (18,6 millones) hará que el endeudamiento neto suba solo 4 millones, hasta los 77,5 millones.

El balance para el ejercicio que viene arrojaría un desfase entre ingresos y gastos de unos 2,4 millones de euros, que se cubrirá con la aportación del Ayuntamiento para gasto corriente de 128.000 euros y con la subvención de capital, también del consistorio, por 1,35 millones para la cancelación de préstamos.

El parque inmobiliario en alquiler que gestionará el patronato en 2017 está compuesto por 1.289 VPO, 283 apartamentos para jóvenes, 44 apartamentos para mayores y 330 garajes. A este listado hay que añadir los 197 apartamentos para mayores en derecho de habitación y la bolsa de 345 viviendas que se gestiona a través del programa Alokabide.

El arrendamiento de inmuebles es, precisamente, la actividad principal de Etxegintza y la que genera ingresos de mercado de forma recurrente. Los alquileres medios están en 290 euros para las VPO, 243 euros para los apartamentos y 62 euros para los garajes. Las rentas por alquileres para el próximo año no se incrementarán ya que la inflación prevista para 2016 se estima que se prácticamente nula. Todo ello hace que los ingresos estimados por arrendamientos alcancen la cifra de 5,3 millones de euros.

Desfase en aumento

De acuerdo con la cuenta de pérdidas y ganancias provisional correspondiente al ejercicio venidero, el porcentaje que representan los ingresos por alquiler con relación a los gastos de explotación (personal, amortización del inmovilizado...) es del 85%, de ahí el déficit a cubrir por parte del Ayuntamiento.

Es previsible que en el trienio 2017-2019 este desfase aumente cada año en la medida que tanto las promociones como las adquisiciones de viviendas de protección pública que lleve a cabo la entidad no son generadoras netas de tesorería, sino todo lo contrario. Ello se debe a que Etxegintza se ve obligada a endeudarse por cada promoción en una cuantía tal que los cobros por alquileres no son suficientes para cubrir la totalidad de los pagos.

Es el caso de Txomin Enea, donde para abonar al Ayuntamiento los 16 millones de euros del precio establecido por la adquisición de las 162 viviendas de protección oficial con destino al alquiler, la sociedad debe solicitar, además de la subvención al Gobierno Vasco por 6,5 millones, un préstamo por otros 9,5 millones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate