Diario Vasco

Los gastos de Dbus aumentarán 1,1 millones en 2017 por los nuevos servicios a Atotxa y Aiete

Dos autobuses de Dbus -el de la derecha, eléctrico-, en el Boulevard.
Dos autobuses de Dbus -el de la derecha, eléctrico-, en el Boulevard. / SARA SANTOS
  • La flota municipal registrará 28,4 millones de viajeros y recorrerá 7 millones de kilómetros

  • El presupuesto aprobado de forma inicial prevé una aportación del Ayuntamiento de 14,1 millones para cuadrar las cuentas del año

El Consejo de Administración de Dbus aprobó ayer de forma inicial un presupuesto de 33,6 millones para 2017, 1,1 millones más que en el presente ejercicio. Este incremento de los gastos se debe principalmente a los nuevas servicios a Atotxa y el barrio de Aiete.

Las mejoras introducidas con la apertura de la estación de autobuses en la línea 17 (hasta Miramon) y la creación de la 45 que conecta con las Universidades y el Antiguo, así como la ampliación o modificación de los trayectos cubiertos por la 19 (Aiete-Bera Bera), 23 (Errondo-Puio) y 32 (Puio-Errondo), elevarán la factura de personal hasta los 25,4 millones, es decir, el 75,6% del presupuesto total de la compañía.

Para 2017 se anuncia una estimación de viajes realizados de 28,4 millones, cifra muy similar a la previsión de cierre de 2016. Con un precio medio del billete de 0,68 euros, los ingresos no llegarán a 19,5 millones, lo que obligará al Ayuntamiento a aportar la diferencia para cuadrar el balance.

La aportación municipal se calcula para el próximo año en 14,1 millones de euros, 300.000 euros más que en 2016. Precisamente ayer mismo se conoció el sistema tarifario aprobado por la asamblea de la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa (ATTG) para el curso venidero. Tanto la tarjeta Mugi como el billete ocasional y los diferentes tramos de descuento de Dbus se congelan hasta abril de 2018.

En 2017, los autobuses municipales recorrerán 7 millones de kilómetros por las carreteras de la ciudad, el precio medio del combustible subirá un 3,5% y para el último trimestre se anuncian, sin mayor concreción, «mejoras en la oferta de servicios».

Según explicó el alcalde, Eneko Goia, tras la Junta de Gobierno Local, en este borrador presupuestario no se incluye el capítulo de inversiones, aunque sí se especifica que la ampliación de las Cocheras de Marrutxipi, operación estratégica para la empresa, se cubrirá con los presupuestos propios del Ayuntamiento. En el anexo sobre la renovación de la flota, con un montante de 3,2 millones, se recoge la adquisición de tres autobuses diésel de doce metros, cuatro de tecnología alternativa al gasóleo de doce metros, tres articulados diésel de dieciocho metros y dos microbuses diésel. Estas adquisiciones son subvencionadas en parte por distintas convocatorias de instituciones públicas. Además, se renovarán las pantallas los sistemas multimedia (18.000 euros) y de gestión informatizada (10.000 euros).

En cuanto a los ingresos ajenos a la explotación, para el próximo ejercicio se esperan 1,9 millones procedentes de convenios -con Diputación, mayormente- (600.000 euros), publicidad en autobuses (371.391 euros), publicidad en marquesinas (342.000 euros), subvenciones (475.000 euros) y ayudas a la formación continua (93.000 euros), entre otros conceptos.

Los ahorros en ruido, costes de congestión, accidentes y contaminación atmosférica que supone utilizar el transporte público en lugar del vehículo privado se traducen en la práctica en un ahorro económico para la ciudad de 11,4 millones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate