Diario Vasco

Las obras en el techo del voladizo de La Concha durarán once semanas

  • A final de mes arrancan los trabajos para reparar el deteriorado forjado que el local de La Rotonda comparte con la terraza de los Relojes

El Ayuntamiento acometerá en próximas fechas unas obras que llevan sello de urgente. El voladizo de La Concha sufre, a la altura de la antigua discoteca La Rotonda, un deterioro visible tanto en la estructura del paseo como en los forjados que conforman las dos rampas de bajada a la playa, que han perdido parte de su masa de hormigón y se está produciendo la «oxidación» del acero con el que está armado.

Ante esta situación, desde el Servicio Territorial de Costas de Gipuzkoa han apremiado al gobierno municipal a acometer unos trabajos de rehabilitación que se pondrán en marcha a finales de mes, una vez completados los trámites de adjudicación del contrato de ejecución.

En los informes del organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente se advertía del mal estado del techo de La Rotonda, cuyo forjado comparte el suelo de la terraza de los Relojes. Como medida cautelar se adoptó la prohibición de circular por este punto del paseo a todo tipo de vehículos. Esta decisión afecta tanto a las cribadoras que limpian la arena como a las máquinas barredoras que recorren la acera.

Con la discoteca y el paso para bañistas por el voladizo cerrados desde hace meses, desde los departamentos de Urbanismo y Obras y Proyectos han dado los pasos necesarios para cumplir las exigencias de Costas. Presentaron un proyecto de reforma con un presupuesto de 360.000 euros que ya cuenta con los informes favorables del ministerio. Un total de ocho licitantes concurrieron al concurso público, cuyas propuestas fueron analizadas por parte de los técnicos municipales, según explicó el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, en la última Comisión de Espacio Público celebrada en Ijentea.

El delegado del PSE informó de que, «si todo va bien», las obras comenzarán «en el plazo de un mes» y durarán once semanas. Según estos cálculos y siempre que no surjan imprevistos, para el mes de febrero la zona de los Relojes habría de estar ya arreglada y despejada.

El problema de este calendario es que la ciudad se adentra en una época de fiestas y eventos de todo tipo y el paseo de La Concha -que además es punto de interés para el turismo- suele ser escenario de algunos de ellos. Ramos señaló que el Ayuntamiento analiza las posibles afecciones de estas obras sobre la celebración de la feria de Santo Tomás, las Navidades o la Tamborrada en enero.

La noticia del inminente inicio de los trabajos saltó en comisión a preguntas del PP, que también se interesó por los futuros usos del local que ocupaba La Rotonda y por la reapertura del paso peatonal a través de él. El concejal popular Txema Murguiondo no obtuvo respuesta a sus dudas porque, según dijo Ramos, esas decisiones corresponden a otros departamentos, no a Urbanismo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate