Diario Vasco

Se inicia la instalación de la pantalla anticaída y contra el ruido en el vial Amara-Errotaburu

La doble mampara de metacrilato (el dibujo que lucirá no es el que se ve en esta imagen) dificultará mucho el objetivo de quienes quieran precipitarse al vacío desde el vial.
La doble mampara de metacrilato (el dibujo que lucirá no es el que se ve en esta imagen) dificultará mucho el objetivo de quienes quieran precipitarse al vacío desde el vial.
  • Duñike Agirrezabalaga (PSE) explica que se atiende así una demanda de los vecinos del nuevo Morlans al ser una zona donde se han registrado numerosos suicidios

El vial Amara-Errotaburu comenzará a ser más seguro y menos ruidoso a partir de la semana que viene. El Ayuntamiento adjudicará mañana la colocación de unas pantallas de metacrilato que cumplirán una doble función: amortiguar la contaminación acústica y evitar los numerosos episodios de suicidio (11 el año pasado) que se producen en la zona y que han provocado la preocupación de los vecinos del nuevo Morlans.

Saber que los alrededores de tu portal son una zona elegida por quienes desean acabar con su vida es inquietante, pero pensar en las consecuencias que pueden tener estos sucesos en quienes transiten bajo el vial da que pensar. Los vecinos del nuevo barrio no empezaron a dar forma a sus reivindicaciones hasta hace tres años cuando se constituyó la asociación. En los procesos participativos que se realizaron en la pasada legislatura salió este asunto y el anterior gobierno municipal incluyó una partida de 84.403 euros en los Presupuestos de 2015 para la colocación de unas mamparas en los 140 metros centrales del viaducto, un tramo completamente aéreo, que discurre a gran altura sobre el parque infantil y el aparcamiento de Morlans. Este dinero no se llegó a ejecutar, pero con el cambio político en el Ayuntamiento se retomó el asunto.

La concejala de Participación, Duñike Agirrezabalaga (PSE), explicó que «los vecinos han mantenido la reivindicación desde tiempo atrás porque se han producido situaciones muy desagradables y de alto riesgo para el barrio por parte de personas que se quitan la vida en este punto, junto a un parque infantil y muy cerca de los portales de algunas viviendas». El Ayuntamiento quiso resolver esta situación mediante una solución que «ya se ha puesto en funcionamiento en otras ciudades» para lo que convocó un concurso al que dotó de 163.478 euros (IVA incluido).

A la licitación para «la colocación de barreras anticaídas sobre barandillas en el vial Amara-Ibaeta» se presentaron dos empresas y la Junta de Gobierno adjudicará mañana el contrato a Urnoburni SL por presentar la oferta más ventajosa para el Ayuntamiento. Los trabajos comenzarán en los próximos días, tiene un plazo de ejecución de 10 semanas y costarán finalmente a la administración 153.523 euros.

La solución consistirá en colocar dos paneles cóncavos de metacrilato de doble grosor por encima y por debajo de la actual barandilla del vial, de tal forma que alguien que quiera saltar la vacío por este punto lo tenga muy complicado. El panel inferior se instalará en la parte exterior de la barandilla y el superior se colocará a partir de la parte más interior del pasamanos. El borde superior de la mampara estará a 2,36 metros de altura de la acera. Una persona que vaya a esta zona con intención de quitarse la vida lo tendrá bastante dificil porque no encontrará apoyo para encaramarse a lo alto de la pantalla dado que los dos tubos inferiores de la barandilla estarán más adelantados que la mampara concava que surgirá desde la parte más interna de la barandilla. El Ayuntamiento también ha tenido en cuenta la protección de las aves y para evitar que los pájaros choquen con este 'muro' transparente «ha encargado un vinilo a colocar en las pantallas (que no es el que se ve en la imagen que acompaña este reportaje) para que sea percibido y evitado» en sus rutas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate