Diario Vasco

Gero Axular recoge su premio

Un momento de la actuación de los donostiarras.
Un momento de la actuación de los donostiarras.
  • En 2004 un grupo de padres y madres de Axular Lizeoa impulsó una extraescolar para 30 alumnos; hoy son 275 y los mayores aún bailan

  • El grupo de euskal dantza ha sido distinguido en Chechenia y cuenta con reconocimiento internacional

Ha llegado la hora de Gero Axular. Y no solo por el importante premio que acaban de recibir en Chechenia, sino por el reconocimiento internacional que están cosechando y, sobre todo, por el favor de los alumnos de euskal dantza del Liceo Axular de Donostia. Es una historia de esfuerzo recompensado, de cómo se recogen los frutos de un trabajo realizado durante doce años.

Todo empezó en el año 2004, por inciativa de padres y madres de alumnos del liceo Axular de Donostia. «Empezaron 30 chavales y ahora son 275», explica Gurutze Telleria, fundadora y vocal de la junta directiva de Gero Axular. «Los resultados se han conseguido a base de mucho trabajo».

Se han llevado el premio del Ministerio de Cultura checheno en el Concurso Internacional de danza 'Mahmoud Esambaev', celebrado los pasados días 16 y 17 en Grozny. Había tres categorías: solistas, dúos y grupos y tres premios por cada una de estas categorías. Por encima de estos galardones estaban el gran premio, el del Ministerio de Cultura checheno y el del público.

Rapidez frente a técnica

La pareja de Gero Axular formada por Onintza Unzurrunzaga y Jon Egurretxea, que bailaron en la categoría de dúos, se ha llevado el premio. «Estamos alucinados», afirma Juan Luis Unzurrunzaga, director de Gero Axular. «Cuando nos invitaron, vimos que en el palmarés había bailarines profesionales, solistas y dúos de los mejores ballets del entorno ruso».

Diseñaron una estrategia. «Esos bailarines vienen del clásico. Teníamos que hacer algo muy rápido, algo que los bailarines de ballet no tienen. Ellos ofrecen elasticidad y técnica, pero no pasos rápidos. Trabajamos la sincronización de los dos bailarines, el espacio del escenario y la fuerza, donde veíamos que podía haber un pequeño hueco para nosotros».

Tenían razón en que la competencia era fuerte: el gran premio se lo llevaron miembros del Ballet Nacional de Chechenia, «tres bailarines excepcionales», relata Unzurrunzaga.

A pesar de tener el listón muy alto, la pareja de Gero Axular realizó con brillantez sus dos programas. El primero, con coreografía de Juan Luis Unzurrunzaga, estaba compuesto por Agurra, Gabota y Ariñ Ariñ y un vestuario diseñado para la ocasión inspirado en la vestimenta del Txorierri de principios del siglo XX. En el segundo, con coreografía en base a Godalet y fandango, también de Unzurrunzaga, los bailarines lucieron trajes tradicionales de la Mascarada de Zuberoa.

Al festival acudían 130 bailarines de 8 países y 29 regiones de la Federación Rusa. Todos ellos profesionales, menos una pareja francesa y la de Gero Axular. «Viendo la profesionalidad y el nivel de los participantes, esperanzas de conseguir algún premio no había muchas, pero en el momento de ensayar la gala de clausura les comunicaron que iba a comenzar con su baile», explica Gurutze Telleria. «Esto generó nuevas ilusiones y nerviosismo, ya que solo 10 grupos bailan en la clausura».

La ceremonia de clausura estuvo presidida por el presidente checheno, Ramzan Kadyrov. La satisfacción con el premio es enorme. «En un mundo profesional, dos bailarines de aquí, que están en la universidad y pueden ensayar lo que pueden... es un gran orgullo», comenta Juan Luis Unzurrunzaga que acompañó a los bailarines a Grozny.

Gero Axular se mueve. «Todo este verano nos hemos movido en festivales, dentro de la Comisión Internacional de Festivales de Folclore, que tiene un ámbito mundial», explica Unzurrunzaga. «Estamos dando un buen nivel como grupo».

Se mantienen gracias al esfuerzo de las familias. «Hay muchísimo trabajo y muchísima voluntad de mucha gente. Además de la junta directiva, las familias de los bailarines aportan mucho trabajo para sacar adelante los proyectos. Todos los chavales, excepto los mayores de 18 años, pagan una cuota por la enseñanza y de ahí sacamos los medios».

El milagro de Gero Axular se produjo tras un estudio realizado en la etapa que inició Juan Luis Unzurrunzaga como profesor de euskal dantza en Axular Lizeoa. «Vimos que los chavales querían nuevas coreografías, en línea con los montajes que veían en televisión. Decidimos dárselo. Diseñamos espectáculos basados en la euskal dantza, con coreografías modernas y luces y efectos especiales para teatros».

Arrancaron con un primer montaje de hora y media. Ahora preparan el sexto. Cuentan mediante el baile una historia o leyenda vasca, adaptada a un tiempo determinado, «con pasos del folclore euskaldun, que son riquísimos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate