Diario Vasco

Distrito Este, la primera pieza visible de la reorganización de San Sebastián

La sede del Distrito Este se ubicará en la plaza Harrobieta 17, un local en construcción en la promoción de Jolastokieta.
La sede del Distrito Este se ubicará en la plaza Harrobieta 17, un local en construcción en la promoción de Jolastokieta. / A. M.
  • El gobierno municipal ha contratado a dos empresas para realizar una propuesta organizativa, después de trabajar con administración y asociaciones

  • Altza, Intxaurrondo y Bidebieta estrenarán esta figura de fomento de la participación ciudadana

San Sebastián implantará la figura del distrito a principios del año que viene. Altza, Intxaurrondo y Miracruz-Bidebieta conformarán el Distrito Este de la ciudad, el primero de los cuatro previstos, para iniciar esta experiencia de desconcentración administrativa que tiene como objetivo el impulso de la participación ciudadana en los asuntos municipales.

La división territorial de la ciudad en distritos es una obligación preceptiva derivada de la 'ley de grandes ciudades' (Ley 53/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local), que se ignoró durante los mandatos de Odón Elorza (PSE-EE) y Juan Karlos Izagirre (Bildu). Durante la pasada legislatura, no obstante, la oposición municipal (PSE, PP y PNV) impulsó un proceso para avanzar en un modelo de participación ciudadana distinto al de «barrios y pueblos» que puso en marcha el anterior gobierno municipal. Este trabajo se concretó en una comisión municipal que elaboró y aprobó, en marzo de 2015, un Reglamento Orgánico de Distritos que preveía su inmediata aplicación, en primer lugar en Altza. La cercanía de las elecciones municipales y el rechazo del gobierno municipal de Bildu a esta fórmula de participación ciudadana dejaron el reto para la presente legislatura.

El nuevo ejecutivo municipal PNV-PSE incluyó en su programa de gobierno el desarrollo de los distritos. El PP, partido que más ha presionado en favor de una descentralización administrativa mediante esta figura, ha reclamado la puesta en marcha del proceso durante el año y medio que llevamos de legislatura y lleva al Pleno de mañana una moción que urge a no dejar pasar más tiempo. La concejala de Barrios y Participación Ciudadana, Duñike Agirrezabalaga (PSE), explicó que ya se han movido las primeras piezas con el objetivo de que el Distrito Este comience a funcionar «en el primer trimestre del año que viene». De momento se ha contratado a dos empresas -Ikei y Emun- para que empiecen a trabajar con la administración municipal y con las asociaciones vecinales y sectoriales de estos barrios de cara a concienciar dentro y fuera del Ayuntamiento de lo que supondrá la implantación de los distritos. Estas consultoras redactarán finalmente junto con el gobierno municipal una propuesta de funcionamiento del Distrito Este que se espera esté completada «en el mes de diciembre».

«Buscamos que los funcionarios incluyan la variable territorial en su trabajo, que los distritos empiecen a ser un eje transversal en el trabajo de todos los departamentos municipales», explicó Agirrezabalaga. El Ayuntamiento quiere que los distritos no supongan una ampliación de la plantilla. «No queremos duplicar servicios sino ser eficientes en la gestión de los distritos. El objetivo es mejorar la participación ciudadana, fomentar el asociacionismo, mejorar la relación de los ciudadanos con el Ayuntamiento, arbitrar canales para hacer propuestas y acercar la gestión municipal al vecindario», añadió.

El distrito tendrá una sede física que se ubicará en un espacio en construcción en Jolastokieta (plaza Harrobieta, 17) y mientras no esté acondicionado se utilizará la Tenencia de Alcaldía de Altza. Tres serán los elementos claves de esta nueva forma de funcionar de la administración municipal en los barrios: el concejal-presidente del Distrito, nombrado por el alcalde entre los miembros de la corporación municipal, quien dirigirá y representará al distrito, y dará traslado al Ayuntamiento de las propuestas de los vecinos; la Junta de Distrito, órgano colegiado formado por 15 miembros (7 concejales y 8 miembros de asociaciones vecinales y sectoriales), que ejercerá funciones en materia de ordenación del tráfico, parques y jardines, y mantenimiento de vías públicas, entre otros, informará al vecindario sobre la actividad del Ayuntamiento y a éste de las denuncias del barrio, elaborará anualmente un informe sobre necesidades de la zona y trasladará al Ayuntamiento las preocupaciones vecinales; y finalmente la Asamblea de Distrito, un foro consultivo formado por representantes de todas las asociaciones de la zona. Los distritos gestionarán un mínimo del 10% del presupuesto de inversiones del Ayuntamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate