Diario Vasco

Más de un millón de euros invertidos en la reforma de tres hogares del jubilado

Exterior de Aitonen Etxea, el Hogar del Jubilado de Intxaurrondo que será reformado para mejorar su amplitud y accesibilidad.
Exterior de Aitonen Etxea, el Hogar del Jubilado de Intxaurrondo que será reformado para mejorar su amplitud y accesibilidad. / DV
  • Otros 31.000 euros se han destinado a obras de mantenimiento en «casi todos» los locales

  • Desde Acción Social apuestan por seguir el Plan de Mejora de los centros por ser «el núcleo de activación de los mayores», señaló la jeltzale San Román

Clases prácticas para utilizar el WhatsApp, cursos de memoria o yoga son algunos de los aprendizajes más demandados por los integrantes de las asociaciones de jubilados que ellos mismos organizan en sus locales. «Los hogares del jubilado son un instrumento de promoción del envejecimiento activo muy útil porque, aunque nosotros les acompañamos y ayudamos económicamente a través de subvenciones, son ellos los que organizan todas las iniciativas», explicó la delegada de Acción Social, Aitziber San Román.

La concejala jeltzale resalta la labor que se hizo en la anterior legislatura con esta cuestión, testando el estado de los inmuebles y elaborando una planificación para actuar en aquellos que más necesidades tuvieran. En el casi año y medio de legislatura, se han realizado «importantes inversiones» para poder solucionar los problemas de accesibilidad y mejorar las instalaciones que presentan a día de hoy «serias deficiencias» y que pretende ir actuando en toda la red de locales, «al ser la mayoría de propiedad municipal».

Hasta el momento se han invertido 1.107.000 euros en tres proyectos. Casi 700.000 euros han ido a parar a Intxaurrondo, donde se procederá a ampliar el local, mejorando así el acceso al mismo. Se ha puesto en marcha el concurso de obra tras realizar el proyecto, contando con las personas asociadas a Aitonen Etxea y «los trámites avanzan según lo previsto», apuntó San Román. En el caso de Varona, ubicado en la zona de Santa Bárbara en Altza, se han destinado 38.000 euros a la compra del local contiguo para ampliar el actual. «En este caso, además de los problemas de acceso a los aseos, encontrábamos que el local era escaso para la gran actividad que hay en su interior», apuntó la edil, quien aseguró que la reforma integral se ejecutará el próximo año. El tercer gran proyecto se realizará en la sede de Egiatarra, ubicado en la parte baja de la nueva plaza Blas de Otero. Para este Hogar se han destinado 370.000 euros y las obras se iniciarán igualmente en 2017.

Una vía de escape

Donostia cuenta con 23 asociaciones de jubilados en las que están inscritas 14.411 personas -9.373 mujeres y 5.038 hombres-, y solo dos de estos colectivos carecen de local en el que desarrollar su actividad. Al ser la mayoría de titularidad municipal, el Ayuntamiento se hace cargo del mantenimiento.

Durante este año, en «casi todos» los hogares se han realizado trabajos de mejora por un importe total de 30.369 euros, a lo que habría que añadir además los 29.000 euros que se van a invertir en cambiar la instalación del gas en Aterpe -asociación de Bidebieta-Gaiztarro- y los 8.000 euros que se van a destinar a comenzar el cambio de ventanas de Casa Nao (Altza), que continuará en otros locales el próximo año. Asimismo, de la mano del Departamento de Medio Ambiente, durante el 2016 se han cambiado luminarias en varios hogares, como Egiatarra, Gure Babesa (Loiola), Zabalza (Gros) y Gure Bizitza (Amara Zaharra).

San Román destacó la «gran labor» que se desarrolla en estos espacios. «Muchos pueden ser reacios a acudir a estos locales, pero cuando la alternativa es quedarte en casa solo, tener un motivo para salir, relacionarte y activar la mente es favorable además de necesario», explicó la concejala.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate