Diario Vasco

Cuatro décadas entre pinceles

El profesor de pintura y vicepresidente de la entidad, Juan Berrozpe, con participantes en los talleres del Club de Arte Catalina de Erauso.
El profesor de pintura y vicepresidente de la entidad, Juan Berrozpe, con participantes en los talleres del Club de Arte Catalina de Erauso. / MIKEL FRAILE
  • El Club de Arte Catalina de Erauso cuenta con 300 socios y mucha energía

Nació en 1974, de la mano de un grupo de personas emprendedoras de Donostia, como las hemanas Luz y Sol Miranda, José Joaquín Mendizabal, José Ruesga, Chonín Navarro y Maite Comas, actual coordinadora del ciclo cultural. Se trata del Club de Arte Catalina de Erauso, que ha cumplido 42 años, con muy buena salud y lleno de energía. Cuenta con 300 socios y ofrece una gran variedad de cursos. «Las personas que lo impulsaron vieron la necesidad de un espacio de convivencia en torno a la cultura y al arte», explica Juan Berrozpe, profesor de pintura y vicepresidente del club. «En aquella época las aulas de cultura, como las que han desarrollado después Donostia Kultura y otras entidades, no existían como ahora. Este club fue el germen. Comenzó en la calle Catalina de Erauso, en un piso que alguien cedió para realizar los primeros talleres. Pili Anza montó un taller de pitura. Hubo otro de tapices y, poco a poco, viendo las necesidades que había fueron ampliando la oferta».

El Club de Arte Catalina de Erauso se trasladó así a Amara Viejo, a otro piso, y desde hace años está en Gros, en la calle Gran Vía 10, bajo. «Por lo menos, desde los 22 años que llevo yo aquí», comenta Berrozpe, licenciado en Bellas Artes. «Siempre hay necesidades de espacio, porque surgen muchas ideas, pero le sacamos chispa al local que tenemos aquí, con todos los cursos que ofrecemos».

Hay 33 actividades en torno al arte y la cultura. Desde pintura y dibujo, cerámica, grabado, acuarela o esmalte sobre cobre, entre otras muchas otras, a las artesanales, como bolillos, flores prensadas, diseño textil, collage, labores, porcelana o restauración.

Profesores o responsables de talleres en el club habrá cerca de 30 , dicen.

Viajes culturales

Últimamente, con una gran aceptación, se realizan viajes culturales, de la mano de Pablo Becerra. Se realizan varios al año, uno por trimestre, y duran tres ó cuatro días. «Son viajes en los que Pablo Becerra, licienciado en Geografía e Historia, explica el arte y la cultura de las zonas que se visitan».

Además están las excursiones 'Herriz herri', con María José Hernando, licenciada en Arte y máster en Patrimonio Arqueiológico y actualmente presidenta del club. Con ella este año se realizan seis salidas. Son de un día. Se eligen zonas de interés cultural. Estos viajes de un día se centran en el patrimonio culturald e Euskal Herria. En los de 3 ó 4 dás el ámbito es España o países como Francia o Portugal.

En los últimos años el reparto de hombres y mujeres en el club se ha ido equilibrando. «Los ámbitos culturales parece que tradicionalmente tenían más aceptación entre las mujeres. Ahora está cambiando».

También la media de edad se ha ido modificando. «Hay personas que están desde la fundación del club y nos hemos ido sumando gente de distintas generaciones. Hay gente joven -también ofrecemos talleres para niños- , de mediana edad y jubilados y jubiladas».

Según los horarios se reparten los asistentes, aunque los grupos son heterogéneos. «Por ejemplo, en los talleres de pintura, hay gente que pinta desde hace mucho tiempo y tiene mucha experiencia e incluso licenciados en Bellas Artes que vienen al club para compartir lo que están hacienco, charlar y debatir. Hay gente que empieza de cero en el mismo grupo, con lo que se crea un ambiente bastante interesante»».

La mezcla de edad en las clases da resultados interesantes. «He tenido grupos en los que la alumna más joven tenía 17 años y el hombre mayor, 80 y pico. Mantenían unos debates interesantísimos».

Todos los años llegan artistas con ideas nuevas para clases en el club. «Tenemos capacidad para iniciar so bre la marcha nuevos talleres. También para aceptar asistentes una vez iniciado el curso. Hay gente que tiene una estancia temporal en la ciudad».

Objetivo del club es mantenerse. «A nivel económico hacemos equilibrios para seguir funcionando», afirma Berrozpe. «La crisis nos ha hecho daño. Ahora estamos remontando. Nuestra intención es sumar gente nueva al club. Queremos seguir siendo un agente cultural activo en la ciudad. Hemos colaborado con la capitalidad 2016, con 'Gabonatk zuretzat' y otras iniciativas, muncipales o de oenegés».

Reconoce que no hay demasiadas asociaciones que durante tanto tiempo mantengan vida la actuvidad.

Charla inaugural

La conferencia inaugural de este curso es el martes, a las 19:30 horas, con el título 'Las bodas campesinas en la pintura flamenca', a cargo de Ana Sanchez-Lassa, investigadora e Historiadora del Arte. Será en el salón de actos de Tabakalera. Forma parte del Ciclo Cultural, que cumple su XVI edición, y que incluye distintas conferencias durante el curso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate