Diario Vasco

La Concha estrenará en junio barandilla renovada entre la plaza de Cervantes y La Perla

Pilastra agrietada por el óxido acumulado en las piezas metálicas de la barandilla.
Pilastra agrietada por el óxido acumulado en las piezas metálicas de la barandilla. / A. M.
  • Gasco anuncia que los trabajos de reposición durarán seis meses y tienen un presupuesto de 1,6 millones de euros

La Concha presentará el próximo verano una imagen renovada. La barandilla, elemento característico de la playa y de la ciudad, será repuesta en el tramo comprendido entre la rampa de la plaza de Cervantes y la talasoterapia La Perla. La intervención afectará a 550 metros lineales de barandilla, durará seis meses y tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros, según anuncia el teniente de alcalde, Ernesto Gasco. La Junta de Gobierno Local prevé aprobar hoy el proyecto de ejecución, de manera que en un plazo de tres meses se espera adjudicar el contrato. Si estas previsiones se cumplen, los trabajos sobre el terreno podrían arrancar con el nuevo año.

Como ya adelantó en abril DV, la intervención del Ayuntamiento se debe al estado de deterioro que presenta el conjunto de elementos que componen la barandilla. El paso del tiempo en un ambiente marítimo «agresivo y fuertemente expuesto» ha derivado en piezas de sillería rotas por el óxido de los anclajes, basas y zócalos partidos por golpes, metales corroídos, farolas con desperfectos...

En total se van a fabricar y sustituir, en un tramo de 350 metros de paseo, 130 piezas de barandilla de diferentes tipos, 75 pilastras pétreas sencillas, 7 pilastras pétreas dobles, 10 pilastras metálicas con farola, 24 pilastras pétreas en rampa, 2 pilastras pétreas cilíndricas, 15 pilastras pétreas en escaleras y 4 pilastras dobles en la terraza de los Relojes. Las farolas serán desmontadas y, tras una limpieza y reparación general, podrán ser restituidas, con lo que se aprovecharían todas las existentes.

No hay que olvidar que la barandilla de La Concha -diseñada en 1910 por el arquitecto municipal Juan Rafael Alday- cuenta con una protección grado F en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido (Peppuc) de 2014. Las obras de reparación o renovación deberán de realizarse de manera que se garantice el «mantenimiento estricto» de las característicos de los elementos protegidos (pilastras, farolas, la propia barandilla...).

Informes favorables

El paseo forma parte asimismo del Camino de Santiago, calificado desde 2012 como bien cultural por parte del Gobierno Vasco, y el proyecto a acometer tiene los correspondientes permisos de la Diputación Foral de Gipuzkoa, la agencia URA y el Servicio Territorial de Costas de Gipuzkoa, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Gasco recuerda que en 2011, coincidiendo con la construcción del parking subterráneo, ya se arregló el tramo que va desde la primera rampa de la playa -viniendo del Náutico- hasta el hotel Londres. Ahora le llega el turno al resto de la barandilla. «Ya tenemos todos los permisos de las instituciones competentes y eso nos permitirá llegar al verano con una barandilla renovada en la parte más peatonal y de mayor uso del paseo», explica el portavoz del PSE, quien advierte de que con esta intervención «se garantiza la seguridad en la playa para los años venideros».

Gasco avanza que desde el gobierno municipal continúan trabajando de la mano con Costas para poder acometer la rehabilitación del último tramo de barandilla, el que hay entre el Eguzki y el Pico del Loro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate