Diario Vasco

Txomin Enea inicia en un mes la edificación de viviendas con el derribo de Arteleku

vídeo

Los trabajos de urbanización ya se realizan en el entorno del edificio Arteleku, que dentro de unas semanas será derribado. / MIKEL FRAILE

  • La Diputación cede al Ayuntamiento de forma gratuita la antigua sede cultural para su derribo

El derribo de la antigua sede de Arteleku el mes que viene dará el pistoletazo de salida para la construcción de las primeras viviendas del nuevo Txomin Enea. La promotora dispondrá este mes de todas las licencias para ejecutar los trabajos de edificación de los primeros 608 pisos que serán entregados en diferentes plazos de aquí a tres años.

Desde principios de agosto se vienen realizando movimientos de tierras y los trabajos previos de urbanización de una operación que transformará este ámbito mediante la construcción de 1.400 nuevas viviendas, 870 de las cuales se edificarán en la primera fase del proyecto. El nuevo Txomin Enea dará lugar a una nueva realidad urbanística en estos 160.000 m2 de la vega izquierda del Urumea, entre Martutene y el barrio de Loiola. Las obras de ensanchamiento del cauce del río aguas arriba y la elevación de la cota del nuevo barrio entre 3,5 y 4 metros de altura dejarán para el recuerdo los continuos episodios de inundaciones que padecieron sus vecinos. El parque fluvial (inundable) que se construirá en las márgenes del Urumea será la última zona a la que llegarán las aguas en momentos de crecida.

Ya sólo quedan dos obstáculos para hacer realidad el conjunto de Txomin Enea: el edificio de Arteleku y la cárcel. El primero está dentro de los terrenos de la primera fase de las obras, el segundo pertenece a los suelos que se transformarán en la segunda fase de la operación. Ambas construcciones deben desaparecer sí o sí, y así está previsto desde hace años, por dos motivos: su funcionalidad ha desaparecido o es muy precaria, y su realidad urbanística chocaría frontalmente con el nuevo barrio que se quiere construir. Además, el mantenimiento de estas edificaciones en el futuro Txomin se antoja muy problemático porque quedarían a 4 metros bajo la cota de urbanización del nuevo desarrollo residencial, lo que complica las soluciones técnicas para evitar su inundación en caso de crecida del Urumea.

Ayuntamiento y Diputación han llegado, finalmente, a un acuerdo para traspasar sin coste económico la titularidad de Arteleku a la administración municipal para su derribo. La institución foral aprobó el 27 de septiembre el convenio que posibilitará la operación y el gobierno municipal hará lo propio en las próximas semanas. El texto mediante el que se acuerda la «enajenación gratuita del edificio» en favor del Ayuntamiento especifica que la parcela se destinará a «uso público de equipamiento comunitario o de servicio básico de titularidad pública».

Preservar la memoria

El gobierno foral de la pasada legislatura pretendió traspasar la parcela al Ayuntamiento mediante el pago de una cantidad económica que rondaba los 2 millones de euros, pero finalmente se ha alcanzado un acuerdo de no abonar ninguna cantidad con el Departamento foral de Ordenación del Territorio que dirige Marisol Garmendia. El único interés de la Diputación es que el futuro equipamiento que se construya en este ámbito «preserve de alguna forma la memoria de lo que ha supuesto Arteleku para el desarrollo de la cultura contemporánea y el impulso de la creación artística y la innovación cultural».

El Ayuntamiento prevé el desarrollo en esta parcela de 3.277 m2 de una gran plaza como lugar central del nuevo barrio, que incorporará un equipamiento cultural y deportivo por definir . Se baraja, incluso, la ubicación en este complejo deportivo y cultural de una piscina climatizada que aprovechara los excedentes de energía que generará el District Heating -central de producción eficiente y sostenible de energía y agua caliente- del nuevo barrio. El gobierno municipal llevará a la ponencia de calles del Ayuntamiento el que se estudie denominar a esta futura plaza con el nombre de Arteleku y mantendrá en el nuevo espacio algunos elementos del viejo edificio en recuerdo del antiguo centro cultural.

Fuentes de la promotora explicaron que el derribo del edificio se prevé llevar a cabo «en noviembre». El Ayuntamiento licitará estos trabajos que tienen un presupuesto de 160.000 euros y los adjudicará tan pronto sea posible. La demolición de Arteleku ayudará a agilizar las obras de urbanización y permitirá el inicio de la construcción de las primeras viviendas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate