Diario Vasco

El parking ciclista de la estación de autobuses, en noviembre

El aparcamiento de bicicletas cerrado, vigilado y de pago de la estación de autobuses de Atotxa va a demorar su apertura varias semanas más. La previsión era haberlo puesto en marcha a finales de septiembre, pero cuestiones jurídicas del contrato con la empresa que llevará el servicio y de la propia cesión del suelo por parte de la concesionaria de la estación de Atotxa están retrasando la inauguración.

El espacio se ubica a la altura del pasadizo subterráneo de Egia, en el entresuelo de la intermodal, muy cerca de las escaleras mecánicas que descienden hasta las dársenas de la estación de autobuses. Movilidad estima que a principios del próximo mes pueda abrirse este aparcamiento de bicicletas con dos meses de uso gratuito para dar a conocer el nuevo sistema.

Movilidad ha diseñado un modelo de pago muy económico para que no frene a los verdaderos usuarios de la bici para los que está pensado, pero sirva para disuadir a quienes estén tentados de aparcar su vehículo sine die. El nuevo aparcamiento dispone de 75 plazas, incluye una pequeña zona de taller para realizar reparaciones, y cuenta con un punto de inflado de ruedas. El recinto estará cerrado y vigilado por cámaras. Las bicicletas quedarán estacionadas en dos niveles, pero no quedarán enganchadas, con lo que los usuarios tendrán la opción de candarlas si así lo desean. Al recinto se podrá entrar con una tarjeta o mediante una aplicación telefónica. Los precios de los bonos mensuales serán de 1, 3 y 6 euros, en función del tiempo de estacionamiento que los usuarios vayan a dejar la bici (1, 3 ó 6 días seguidos cada vez).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate