Diario Vasco

Las calzadas más castigadas por el tránsito de autobuses serán rehabilitadas este año

Asfalto cuarteado, parcheado y con grietas longitudinales en Sancho el Sabio.
Asfalto cuarteado, parcheado y con grietas longitudinales en Sancho el Sabio. / J. C.
  • El edil del PSE Díez explica que las obras en los alrededores de Pío XII y Atotxa durarán un mes y se acometerán en horario nocturno

El departamento de Vías Públicas del Ayuntamiento acometerá antes de final de año y reparaciones en las calzadas de la ciudad que se ven más castigadas por el tránsito de autobuses. Tras realizar un estudio sobre el terreno entre los meses de mayo y julio, los técnicos municipales han podido constatar que los alrededores de Pío XII y los accesos a la nueva estación de Atotxa son los viales que peor estado presentan.

El informe de Vías Públicas señala la necesidad de intervenir en puntos localizados de la avenida de Sancho el Sabio, la calle Torcuato Luca de Tena, el paseo del Árbol de Gernika, la calle Azpeitia, el paseo de Bizkaia y la propia plaza de Pío XII. El pavimento de estas calles se encuentran en un «mal estado parcial debido a su edad y a la alta intensidad» de vehículos que circula por ellas.

En el estudio se detallan diferentes tipos de deterioros en el firme de estas calles. Hay hundimientos que provocan desniveles «importantes y bruscos», deformaciones, fisuras o grietas longitudinales -que siguen el eje de la carretera- y transversales y lo que se conoce como piel de cocodrilo o cuarteo del asfalto.

El concejal de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez, explica que las obras arrancarán en cuanto se licite el contrato y durarán algo menos de un mes. Para evitar que la circulación de vehículos por la calzada tenga dificultades por la presencia de máquinas y operarios, los trabajos se realizarán en horario nocturno.

Se prevén diversos tratamientos en función de la naturaleza de los desperfectos a subsanar, si bien la acumulación de deterioros obliga a proyectar la reparación por tramos continuados y completos para lograr una «recuperación total del piso de rodadura» que permita una recuperación de «estabilidad y continuidad» de la rodada de vehículos de transporte de viajeros.

Básicamente, la intervención consistirá, según se explica en la memoria del proyecto, en el fresado mecánico de capas de asfalto en espesores de cinco centímetros, seguido de un «riego de adherencia» con un camión cisterna y el extendido final y compactación de una «mezcla bituminosa en caliente» con rodillo neumáticos. El presupuesto de ejecución por contrata asciende a 200.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate