Diario Vasco

La reurbanización del viejo Morlans será una realidad en primavera

Peatones y vehículos comparten la calzada del viejo Morlans.
Peatones y vehículos comparten la calzada del viejo Morlans. / UNANUE
  • El concejal del PSE Díez explica que las obras para renovar saneamiento y alumbrado y crear una acera en todo el paseo durarán cuatro meses

El viejo Morlans dejará pronto de ser ese lugar olvidado en el que parece haberse detenido el tiempo. El Ayuntamiento se ha hecho eco de las quejas y demandas de los vecinos -que desde hace años reclaman más atención y mantenimiento-, y hoy mismo prevé aprobar en Junta de Gobierno Local el proyecto de reurbanización del paseo que articula el barrio.

La intervención afectará al tramo comprendido entre los números 33 y 93, tiene un presupuesto de casi 400.000 euros y durará cuatro meses, de manera que la transformación de este ámbito de la ciudad será una realidad en primavera de 2017.

El concejal de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez, explica que esta actuación permitirá mejorar la red de abastecimiento de agua y las redes de saneamiento, así como canalizar el alumbrado y reordenar aceras y calzada con nuevos pasos de peatones y aparcamientos.

Según la memoria del proyecto a la que ha tenido acceso DV, se tenderán 1.250 metros lineales de tuberías y 800 metros lineales de cableado eléctrico. «La red de saneamiento se encuentra en estado precario y ha ocasionado repetidos problemas de filtraciones y atascos», recuerda el edil del PSE, quien añade que las tuberías de distribución de agua potable son de «material obsoleto» y también han sufrido «averías puntuales por roturas o escapes» en válvulas y acometidas.

La renovación de las redes separativas para aguas fecales y pluviales incluye la construcción de 36 pozos, 4 arquetas y 27 sumideros, lo que conllevará la anulación de los ya existentes. En cuanto al alumbrado, los cables aéreos se soterrarán y se sustituirán farolas y luminarias por otras más eficientes.

Un único carril de bajada

Las obras de reurbanización del viejo Morlans se completarán con la reordenación de viales y aceras. La carretera actual, de doble dirección, se reducirá a un solo carril de sentido único con reducción de velocidad y al que se accederá desde la calle Catalina Elizegi, en Aiete. En toda la longitud de la actuación se mantendrán los tres metros de calzada.

En la primera fase, entre los portales 33 y 53, se dispondrá una acera de aglomerado en el lado de los impares en la que se ubicarán los contenedores de basura y una fila de aparcamiento en línea. En el lado de los pares, entre el 43 y el 54, se respetará la anchura de la acera, cuya pavimentación pasará de grava miranda a aglomerado. En esta zona también se habilitarán varias plazas de estacionamiento.

En la segunda fase, del número 56 al 62, en el lado de los pares continuará la acera de aglomerado, con varios pasos de cebra, algunos de ellos elevados. A la altura del 62, los peatones enlazarán con la actual acera, que será renovada. Desde este punto hasta el número 93, la nueva acera tendrá una anchura variable -de ochenta centímetros como mínimo- y reservará más espacio para aparcar en línea. Además, habrá pasos de cebra de diferentes tamaños en los accesos a las viviendas. En la parte más alta del paseo, junto al camino del parque de Aiete, se colocarán cinco contenedores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate