Diario Vasco

La reforma de Summa permite crear pistas deportivas públicas cubiertas y con vestuarios

Fotomontaje del proyecto que se está desarrollando en Summa Aldapeta y alrededores.
Fotomontaje del proyecto que se está desarrollando en Summa Aldapeta y alrededores.
  • El Pleno aprobó ayer de forma definitiva ciertas modificaciones en el proyecto que permitirán mejorar el acceso desde la cuesta de Aldapeta a la calle Alkainbide

La transformación del colegio Summa no solo va a suponer un cambio estético relevante en la fotografía de la cuesta de Aldapeta. La reordenación de todo su entorno y los nuevos usos a los que se destinará parte del terreno que hasta la fecha era parte integrante de los servicios que ofrecía el centro educativo, se reconvertirán en viviendas, como era sabido, pero también en servicios para la ciudadanía.

El Pleno aprobó ayer de forma definitiva la modificación del Plan Especial de Ordenación Urbana referido a Marianistas, en el cual se incluían una serie de mejoras que no constaban en el documento al que ya se dio luz verde el 30 de enero de 2014. Una de las principales novedades es que las dos pistas deportivas públicas que se construirán en la parte trasera del colegio, junto a la calle Amara, contarán con vestuarios y serán cubiertas.

Esta modificación, incluida por el grupo EH Bildu, pretende garantizar que en un futuro, cuando sea económicamente posible, «el Ayuntamiento pueda construir un polideportivo que responda a las necesidades de los vecinos del Centro y Amara», explicó el edil de la coalición abertzale Ricardo Burutaran.

Parque infantil

Asimismo, otra de las intervenciones que acometerá el consistorio será la reordenación de la calle Alkainbide -a la que se accede desde el paseo de Beloka-. Las mejoras que se incluirán pasan por establecer un recorrido peatonal en rampa de uso público, que rondará el 8% de inclinación y que permitirá la conexión entre la calle Alkainbide y la cuesta de Aldapeta, hoy conectadas a través de unas escaleras. «Se habilitarán espacios de descanso y estancia, otorgándole carácter de parque», apuntó el delegado de Urbanismo, Enrique Ramos.

La ocupación del terreno de los dos bloques residenciales -el Plan Especial de 2014 contemplaba la edificación de tres, pero mantendrán el número de viviendas-, será inferior al que abarca hoy día el patio superior del colegio y uno de sus edificios. Esto permitirá tener más margen para adecentar la zona, reservando un espacio para juegos infantiles de uso público, que incluirá una zona cubierta.

Asimismo, dicha vía se reconvertirá en un vial de coexistencia, mejorando el acceso rodado desde el paseo Beloka, facilitando entre otras cuestiones, la disponibilidad de espacios para que los vehículos puedan maniobrar, cuestión hoy en día dificultada porque la calle es un fondo de saco y bastante estrecha.

No obstante, la modificación del Plan Especial fue apoyada por PNV, PSE-EE y PP, mientras que EH Bildu e Irabazi se abstuvieron. Y el motivo no fue otro que el voto en contra del gobierno a una segunda enmienda que presentó la coalición abertzale. La apuesta del grupo que lidera Amaia Almirall era incluir un apartado en el que se especificase la «máxima preservación» del arbolado de la zona, un matiz que el equipo de gobierno no consideró necesario ya que el documento «ya contempla» incluir en el proyecto a dónde destinar el arbolado existente, así como qué tipo de arbolado se colocará.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate